Ourense

Opositores de Educación: “Han tardado mucho en decirnos algo"

Ourense

EDUCACIÓN

Opositores de Educación: “Han tardado mucho en decirnos algo"

Eva Rodríguez y Antía Domuro.
photo_camera Eva Rodríguez y Antía Domuro.
Los exámenes de 2020 se aplazan a 2021, una medida extraordinaria que divide a la comunidad de afectados

Las oposiciones de Educación de la Xunta de Galicia se aplazan a 2021 a causa de la crisis sanitaria del coronavirus. La decisión, dada a conocer durante la jornada de ayer por la Consellería de Educación, no deja indiferente a la comunidad opositora, que se divide entre los que toman aliento para preparar mejor los contenidos, y los que reclaman su complicada situación. "Esto es como un trabajo, le dedicas muchas horas, y de repente ya no son dos meses, es un año y dos meses... No es fácil asumirlo", explica Eva Rodríguez, que prepara desde hace un año los exámenes del FP de Procedimientos Sanitarios y Asistenciales.

Tras el inicio del estado de alarma, el pasado 13 de marzo, los opositores esperaban el aplazamiento de las pruebas  –se llevarían a cabo en el mes de junio–, pero preferían otra fecha. "Eu esperaba que as aplazasen, claro, pero non ata o 2021. Eu levo estudiando moito todo este ano, e agora...", explica Iria Aldomar, que se prepara para los exámenes de Secundaria de Lingua Galega. "Al principio me mantuve positiva, pero luego ya empezaron a aplazarlas en otras comunidades autónomas... Ahí yo creo que todos estábamos confusos, porque aquí no se decía nada", explica Rodríguez. Antía Domuro, que prepara las pruebas de Pedagogía Terapéutica (PT) desde hace dos años, creía que se pospondrían al mes de julio, de forma similar a la ABAU gallega: "Le das muchas vueltas a la cabeza". Desde el inicio del estado de alarma, para muchos, no ha sido fácil concentrarse en el estudio. "Te desmotivas porque no sabes qué va a pasar, y encima estás confinado claro, tampoco puedes salir a dar un paseo...", asegura Eva Rodríguez. 

Conocer la decisión de la consellería ayuda, pero también provoca desánimo entre aquellos que se habían dado este año como última oportunidad para aprobar. "Hai moitas situacións distintas, porque todo é acumulativo nunha oposición, pero un ano en branco é duro, porque non conta pero conta, porque hai xente que leva varios anos preparando os exames e ao mellor este é o último ano que se podía permitir", explica Iago Santás, profesor y preparador de futuros maestros. "En mi caso, el año pasado no pasé la primera fase para quedarme en las listas, así que este año es una oportunidad perdida de poder entrar y trabajar, aunque sea sin plaza fija", dice Domuro. 

Las tres seguirán preparándose para 2021, pero aseguran la "frustración" que supone ver alejarseun año la fecha de las pruebas. "Eu seguirei estudando, claro, pero non é sinxelo, creo que as autoridades non o fixeron ben, a verdade", apunta. 

Te puede interesar