Ourense

Una ourensana en la vanguardia de la materia oscura

Ourense

CIENCIA

Una ourensana en la vanguardia de la materia oscura

Miriam Lucio, Diego Martínez y Veronika Chobanova, investigadores del Instituto Galego de Física de Altas Enerxías.
photo_cameraMiriam Lucio, Diego Martínez y Veronika Chobanova, investigadores del Instituto Galego de Física de Altas Enerxías.

Miriam Lucio forma parte de una investigación pionera realizada en colaboración con el CERN

El Instituto Galego de Física de Altas Enerxías (Igfae), en colaboración con el CERN –la Organización Europea para la Investigación Nuclear– y con otras siete instituciones científicas mundiales, aborda la composición de la materia oscura. El pasado 21 de junio, el centro presentó parte de los resultados de su investigación, que suponen un importante adelanto para la física. "Hay otros canales que estudian lo mismo, pero las mediciones no son tan precisas como las nuestras", explica Miriam Lucio Martínez, la ourensana que participó en el proyecto científico.

Lucio formó parte del equipo de investigación durante año y medio, que se centró en la asimetría entre materia y antimateria. "Los resultados que se acaban de dar a conocer podrían explicar por qué en nuestro universo hay mucha más materia que antimateria, una cuestión casi desconocida, ya que el modelo estándar que se utiliza en física no lo explica por completo", desgrana la investigadora. El estudio también permite arrojar luz sobre nuevas partículas, todavía desconocidas por el resto de la comunidad científica.

Aunque se han dado a conocer los primeros resultados de la investigación, el equipo prosigue con el análisis de las múltiples observaciones realizadas. "Mi exjefa, Veronika Chobanova, se está ocupando de la fase final", comenta Lucio.


Desconocimiento social


La investigadora, que estudió la carrera de Física en la Universidade de Santiago de Compostela, cree que la importancia de los estudios desarrollados en el CERN todavía es "muy desconocida" para la sociedad. "Creo que la gente no tiene muy claro qué se hace en el centro, y también es nuestra culpa, nos metemos demasiado en lo técnico porque lo entendemos, pero no es tan fácil desde fuera", asegura Lucio. La ourensana, que viajó en varias ocasiones a la sede del CERN –situado en la frontera entre Suiza y Francia– durante su participación en el proyecto, asegura que desde el centro europeo comienzan a acercarse a la ciudadanía. "Tienen exposiciones para que la gente pueda conocer sus investigaciones, se han dado cuenta de que tienen que esforzarse más", comenta.

La ourensana se encuentra actualmente en Países Bajos, realizando un postdoctorado especializado en las diferencias entre electrones y muones. "Es un poco más técnico que lo que realizaba antes", explica.