Ourense

Un ourensano admite que “tocaba el culo" a menores porque le “excitaba"

Ourense

Tribunales

Un ourensano admite que “tocaba el culo" a menores porque le “excitaba"

Juan Lara Cao, en un momento del juicio celebrado este martes en la Audiencia Provincial coruñesa (KIKO DELGADO).
photo_cameraJuan Lara Cao, en un momento del juicio celebrado este martes en la Audiencia Provincial coruñesa (KIKO DELGADO).
Un ourensano enjuiciado en A Coruña se enfrenta a 38 años de cárcel por abusos sexuales a 14 niñas

El exvecino de Ourense, Juan Lara Cao, de 37 años, reconoció este martes en la Audiencia Provincial de A Coruña que tocaba el culo a menores porque le "excitaba". El ourensano se sentó en el banquillo por abusar sexualmente de 14 niñas (entre 14 y 16 años) entre los años 2018 y 2019 en la ciudad herculina. Según el ministerio fiscal, y el mismo reconoció, seguía a las chicas al salir del colegio hasta sus domicilios, llegando a arrinconarlas en portales de edificios para tocarles sus partes íntimas. 

Lara Cao se declaró culpable de los delitos que se le acusa y el fiscal rebajó la petición de condena de  los 51 años de cárcel que solicitaba inicialmente a  38 años de prisión. El acusado ya había sido condenado en dos ocasiones, una por la Audiencia Provincial de Ourense y otra por el Juzgado de lo Penal ourensano, en el año 2008, a penas que suman seis años de prisión por abusar sexualmente de menores en la ciudad. También los abordaba a la salida del colegio y las seguía  para tocarles las partes íntimas y proponiéndoles relaciones sexuales. En el juicio de este martes, el ministerio público, una vez que el acusado reconoció los hechos, retiró el agravante de reincidencia al entender que ya cumplió la pena.


Negó estar enfermo


Juan Lara Cao aprovechó su derecho a la última palabra en la vista para pedir disculpas a las menores y mostrarse arrepentido de lo que le había hecho con ellas. Admitió que las  siguió  hasta su portal y allí "les tocaba el culo" porque  "me excitaba" el contacto físico con menores.  Aseguró a preguntas del ministerio fiscal que  no está a tratamiento psiquiátrico y que  tampoco padece enfermedad mental alguna.

El hombre que está en prisión por los hechos enjuiciados, de Ourense se trasladó su domicilio a Santiago y abordó a la primera víctima al desplazarse a Coruña para una  entrevista de trabajo. 


Indemnizaciones y orden de alejamiento


Las víctimas lo identificaron  y, según declararon este martes en la Audiencia coruñesa, padecen problemas psicológicos, de insomnio, o tienen miedo a salir a la calle. La última menor de la que presuntamente abusó, declaró este martes que pidió ayuda a unos jóvenes, que lograron retener al sospechoso cuando intentaba escapar. "Llamamos a la Policía y lo detuvieron", dijo, recordando como la abordó: "Primero pensé que era un vecino pero no me sonaba de nada. Me di la vuelta, cogí el móvil y me tocó el culo. Le pregunté qué estaba haciendo y salió corriendo", relatado la menor. A otras, además del culo, le tocó la cara, los senos y la vagina.

Los forenses no apreciaron que el acusado está enfermo. El ministerio fiscal, además de los años de prisión, pide que no se acerque a las jóvenes y que las indemnice con cantidades de entre 1.000 y 2.000 euros.