Ourense

Ourense se asoma a los 200 positivos y vuelve a rebasar la media de Galicia

Ourense

Alerta sanitaria

Ourense se asoma a los 200 positivos y vuelve a rebasar la media de Galicia

Abastecimiento en un supermercado ourensano durante la emergencia sanitaria, ayer. (Foto: José Paz)
photo_cameraAbastecimiento en un supermercado ourensano durante la emergencia sanitaria, ayer. (Foto: José Paz)
El coronavirus causa otra muerte y amenaza más residencias, con seis casos confirmados en una de la ciudad y dos en O Barco

El coronavirus continúa sin dar tregua a los servicios sanitarios en la semana más crítica de la pandemia, volviendo a azotar con dureza también a Ourense tras un martes en el que se registraba un incremento más tenue de los positivos. Los datos aportados ayer por la Consellería de Sanidade (recopilados el martes a media tarde) situaban a la provincia ya a punto de rebasar el listón de los dos centenares de contagiados, con 186 casos activos, con un alza también de los que precisan cuidado hospitalario, al pasar de 28 a 47 y representar ya uno de cada cuatro del total. En una semana, prácticamente se han quintuplicado los contagios, anotándose ya cuatro fallecidos en el CHUO, el último conocido en la noche de ayer, un hombre de 63 años.

Este repunte en el número de infectados sitúa a Ourense de nuevo por encima de la media gallega en casos de coronavirus, con 60,46 por cada 100.000 habitantes, mientras este parámetro es de 59,9 en el conjunto de la Comunidad. Con todo, el área sanitaria ourensana está por debajo en la incidencia del virus en las principales áreas de la fachada atlántica, que oscilan entre los 70,29 casos por 100.000 habitantes de la de A Coruña y el 64,47 de Santiago, situándose Pontevedra en 65,87 y Vigo –por primera vez a la cabeza del ranking de contagios activos totales– en 69,9 casos. Los hospitales de las áreas de Lugo y Ferrol tienen controlados 30 y 20,1 casos por 100.000 habitantes, reflejan los datos del Sergas.

NEWSLETTER

Suscríbete gratis al boletín especial del coronavirus de La Región

Variables

El comportamiento del virus en Galicia durante esta crisis está siendo mucho más benévolo que en otros puntos de España, con una media de 96,6 casos por cada 100.000 habitantes y con regiones como La Rioja, Madrid, Navarra o Euskadi con una incidencia muy superior.

¿Puede jugar a favor la dispersión poblacional de Ourense y Galicia? "Pienso que es el resultado de tomar medidas pronto, habernos anticipado, pero también es posible que ese aislamiento que hay aquí, ese distanciamiento social y una comunidad más diseminada ayude a que no se propague tanto", explica el profesor emérito de Medicina Preventiva de la USC Juan Gestal.

Coincide en la apreciación la jefa de Medicina Preventiva del CHUO, María Sande, indicando que "es más fácil que aparezca y se propague en ciudades porque son nudos de comunicación, con importantes movimientos de personas, por lo que Ourense se puede beneficiar de ese índice de dispersión". Esta situación complica, sin embargo, la labor de examinar a los sospechosos de contagio. "Las distancias son un obstáculo para los equipos móviles", sostiene Sande, que valora muy positivamente el test rápido en el coche implantado en Valdeorras.

Más control

La necesidad de vigilar de cerca los efectos del coronavirus ha llevado a los sanitarios ourensanos a incrementar la hospitalización de pacientes, con 42 asistidos en planta (36 en el CHUO, 4 en Valdeorras y 1 en Verín) y ya 6 en la UCI, 5 en el CHUO y otro en Cosaga. Por el momento, se han anotado dos altas y cuatro fallecimientos.

La tendencia es similar en el conjunto de Galicia, donde el Sergas notificó la presencia de 69 infectados en la UCI, 409 en las distintas unidades de hospitalización y 1.120 en sus domicilios. Hasta ahora, se tiene constancia de 25 altas concedidas, mientras que la cifra de fallecidos crecía ayer en seis (además de en Ourense, tres en el hospital de A Coruña, uno en Cee y otro en Pontevedra), hasta los 33.

Las residencias, en vilo

Los 11 usuarios de la residencia de mayores San Carlos de Celanova que dieron positivo en coronavirus vivían ayer su primer día completo en el centro habilitado por la Xunta en Os Milagros (Baños de Molgas) para confinar a los ancianos con una situación más delicada del sur de Galicia, garantizando así un cuidado más adecuado y una atención integral sin poner en riesgo al resto de usuarios y trabajadores.

Sin embargo, los contagios en Celanova no son los únicos que sufren los geriátricos de la provincia, ya que ayer se conocían nuevos casos. Un punto crítico es la residencia Nuestra Señora de la Esperanza, situada en A Farixa y gestionada por la Fundación San Rosendo, donde hace unos días se tenía constancia del positivo de una de las trabajadoras.

Con esta mujer ya en su domicilio, fuentes del centro explicaban ayer que tenían constancia de otros cinco contagios, dos empleadas –una con cargo directivo que ya estaba en su casa desde hace días– y tres usuarios que habían estado en contacta con la primera trabajadora que dio positivo y a los que ya se había aislado como medida de prevención. Con las instalaciones preparadas para cumplir la orden del Gobierno de separar en cuatro grupos a los residentes, no está previsto que los contagiados se trasladen a las instalaciones de Baños de Molgas, sino que permanecerán en A Farixa. El centro está pendiente del resultado de más pruebas.

También están tomando medidas en la residencia de ancianos de O Barco, con dos positivos confirmados y esperando el desenlace de más tests, y en Castro Caldelas, con otro contagiado que fue trasladado a Ourense para su seguimiento.

Para reforzar la prevención, cerca de medio centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) realizaron trabajos de desinfección en centros de mayores. Estuvieron en Barbadás, Carballiño, Leiro, Verín y O Barco, señalaron desde la Subdelegación del Gobierno.

Los puntos de contagio en la provincia también crecen, al registrarse un caso en Porqueira, mientras que un segundo agente de la Policía Nacional también sufre el virus. También trascendía durante la tarde de ayer que el exalcalde de Monterrei José Luis Suárez Conde estaba ingresado en Verín, con su hijo y actual regidor a la espera de la prueba, al igual que dos de los concejales que el PP tiene en la Corporación.

Más recursos

La gerencia del área sanitaria continúa moviéndose para atender a la población en las mejores condiciones y hoy pone en marcha un teléfono de atención directa (669 282 963) para que los pacientes con diabetes puedan aclarar las dudas que tengan. Serán atendidos por personal de enfermería.

Por su parte, sigue destacando la colaboración. La entidad financiera Abanca ha invertido cuatro millones de euros para adquirir 150 unidades de cuidados intensivos que llegarán a Galicia la próxima semana, operación que ha llevado a cabo de la mano de la Xunta.

Mientras, la Diputación explicó que ha comprado 36.000 máscaras, 43.000 pares de guantes y 500 litros de gel desinfectante para repartir entre concellos y entidades de Ourense. También la Confederación Hidrográfica Miño-Sil ha entregado material a la Guardia Civil, mientras que la Universidad de Vigo ha hecho lo propio. El sindicato de enfermería Satse ha conseguido localizar y distribuir elementos para combatir la crisis sanitaria.

Facilidades

Las administraciones también siguen engrasando la maquinaria para hacer más llevadera la crisis a sus vecinos. La Mancomunidad de O Ribeiro y el Concello de Xinzo, tras hablar con la Diputación, anunciaban la paralización del cobro de impuestos. 

Más en Ourense