Ourense

Ourense se entrega a su figura más relevante: “Todos somos Barreiros"

Ourense

Ourense se entrega a su figura más relevante: “Todos somos Barreiros"

La provincia celebra por todo lo alto el centenario de don Eduardo, ourensano pionero de la industria de automoción en España

Ourense se rindió ayer a su figura "más relevante" de todo el siglo XX, Eduardo Barreiros, el referente empresarial más importante de la provincia y pionero en el mundo de la automoción a nivel nacional. El "Henry Ford gallego" fue homenajeado en el centenario de su nacimiento, en la jornada grande organizada por el Club Barreirista de Galicia –promotor del evento–, la Fundación Eduardo Barreiros, Avicae (Amigos del camión español) y otras entidades que prestaron su esfuerzo para reivindicar una figura clave para entender la España actual. Y con un mensaje al unísono: "Todos somos Barreiristas". 

El homenaje, tanto en su Gundiás natal como en el Parador de Santo Estevo, se convirtió en una declaración de principios para el impulso de la candidatura de la Ribeira Sacra a Patrimonio de la Humanidad y para toda la provincia de Ourense, "donde late el mejor motor Barreiros".  Los vecinos de Nogueira no dudaron en mostrar a su hija, Mariluz Barreiros, su "orgullo, cariño y admiración" por quien consideran alguien "muy especial". 

El empresario, ya con una placa en su pueblo, se consolida como referente: "queremos seguir su legado"

"Era un soñador, visionario, hacedor de sueños, uno de los hombres de la historia de España", señaló el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, quien puso a Barreiros como acicate de una estirpe de empresarios ourensanos. "Él abrió camino en Ourense y sirvió de referencia a empresas punteras como Coren, Adolfo Domínguez, Purificación García...". 

Baltar dejó claro a un público integrado por decenas de barreiristas llegados de toda España, vecinos de su pueblo natal y su familia, que si Barreiros fue el germen de todo el desarrollo empresarial ourensano. "Sin él, hoy no habría lo que hay. Ni un Parque Tecnológico puntero, ni grandes empresas, ni autobuses de dos pisos en la City de Londres hechos aquí". En ese sentido, llamó a "creer en Ourense", que no es más que "seguir el legado de Eduardo Barreiros", más fácil  una vez que el AVE sitúe a la provincia como "un aeropuerto terrestre". 

No faltaron adjetivos para definir al soñador, "al hombre que quería crear una gran industria y la creó"; al "patriota" que quería sacar a España del atraso y la prehistoria, y al líder "surgido de la nada" que creó un imperio y llenó carreteras con sus Dodges Dart, Symca 1000 y camiones. Él, en mayúsculas, el ourensano más "relevante" de siempre. 


“Fixo a estrada e regalou a cada veciño unha radio"


 "Nunca se vira Gundiás noutra", decía ayer uno de los vecinos de esta pequeña aldea, de apenas 30 vecinos, que recibía la comitiva de Dodges Dart alrededor del busto del que fue su vecino más ilustre, Eduardo Barreiros. Allí viven con "orgullo" el ensalzamiento de su figura. "Aquí e en San Benito ten bastantes familiares. "El axudou moito aos parentes, mandaba cartos e na aldea tamén fixo moito. Desde a casa de aí abaixo ata San Miguel do Campo fixo el a estrada.  Trouxo os obreiros e pagou todo. Daquela abriu o camiño, e fixo a estrada de grava. E tiña camión carretando pedras do monte. E a cada veciño que non tiña radio regaloulle unha; e regalou unha televisión para o grupo escolar; e deu tres tractores para a aldea, e aínda queda un", relata un vecino.

Una de las más emocionadas, que se abrazó con la hija de Don Eduardo, fue Laura González. "Quéroo moi ben, co meu papá tiña moita relación. Fixo moito pola aldea, era un gran home... Meu papá tiña camións, e en vez de comprar Pegaso compraba Barreiros, como ía comprar alguén de aquí un Pegaso?. É un orgullo para nós, nunca se esperaba isto. E casou aquí, a muller era de Cerreda, que tamén a coñecín".  


El homenaje en Santo Estevo deja a los barreiristas "con el vello de punta"


La Praza Eduardo Barreiros de Gundiás, barrio de San Miguel do Campo (Nogueira de Ramuín) donde nació el ourensano más destacado del pasado siglo, luce desde ayer una placa conmemorativa por su centenario. "Os veciños que hai 100 anos vivían aquí non esperarían isto. Unha persoa que se dedicou a axudar na empresa dos seus pais e que nas súas horas libres se dedicaba a desarrollar un novo motor, á mecánica que tanto lle gustaba. Para nós é unha honra e un orgullo homenaxear a Eduardo Barreiros. E á súa familia, dicirlles que esta sempre será a súa casa", señaló el alcalde de Nogueira, José César Parente. 

"Gracias, de corazón, gracias, gracias". Mariluz Barreiros, la hija de don Eduardo, no tuvo más que agradecimiento al homenaje realizado en Ourense a la figura de su padre. El acto en el parador de Santo Estevo, donde se inauguró el museo permanente y tuvo lugar una actuación musical teatralizada sobre Barreiros, no dejó a nadie indiferente. "Esto ha sido increíble. Como decimos en mi pueblo, me dejó el vello de punta. Casi se me saltan las lágrimas, ha sido precioso", señala uno de los participante, llegado desde Montiel (Ciudad Real).

El día se completó con comida de confraternización en A Carballeira de Santa Cruz y una cena en la explanada de Bodegas Arnoya.n