La Región

METEOROLOGÍA

Regresan las tormentas en un día con máximas de 36 grados

MeteoGalicia prevé que caigan esta tarde 15 litros por metro cuadrado en solo una hora

Regresan las tormentas en un día con máximas de 36 grados

La provincia de Ourense pasa hoy de alerta naranja por altas temperaturas a amarilla por lluvias y tormentas. Así lo predice la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), un nivel de aviso que afecta a 14 provincias de España, pero solo Zamora, León, Lugo, Ourense y Asturias comparten aviso por ambos fenómenos (lluvia y tormenta).

Ourense deja atrás las temperaturas máximas de ayer, que superaron los 39 grados en algunas zonas de la provincia, pero no abandona el calor. Se espera otra jornada con las máximas más altas de Galicia, pudiendo alcanzar los 36 grados de temperatura, según las previsiones de Meteogalicia. En cuanto a las mínimas, sufren un ligero aumento, de los 17 a los 20 grados. El estado de calidad del aire, que ayer era malo, hoy será admisible y mejorará progresivamente a partir de mañana.


Próximos días


La probabilidad de lluvia para hoy aumenta por la tarde, con un 80% de posibilidades de que haya chuvascos tormentosos en Ourense. En concreto, MeteoGalicia prevé que puedan caer 15 litros por metro cuadrado en una hora. La provincia se verá afectada por lluvia y tormenta entre las 15,00 y las 21,00 horas, tramo horario en el que se detecta la alerta amarilla. Además, se esperan cielos nublados para toda la jornada.

Mañana se espera una situación de normalidad, con una jornada soleada por la mañana y con nubles y claros durante la tarde. Las temperaturas máximas podrán alcanzar los 35 grados y las mínimas descienden a 16. La probabilidad de lluvia es muy baja.

Los cielos despejados regresarán a inicio de la semana, con temperaturas máximas que irán en descenso, desde los 32 grados que se prevén el lunes hasta los 29 grados a mitad de semana.

Con todo, las previsiones a medio plazo de MeteoGalicia son de cielos despejados y sol durante toda la semana, hasta el próximo sábado que viene, que se prevén nubes y claros.