La Región

DEMOGRAFÍA

Ourense sobresale como laboratorio europeo de la intergeneracionalidad

El modelo pionero de convivencia entre niños y mayores se reproduce en otras partes y sitúa a la provincia como referente
Ourense sobresale como laboratorio europeo de la intergeneracionalidad

Madrid quiere la vanguardia de Ourense. El Centro Interxeracional de A Farixa, construido por la Fundación Amancio Ortega y gestionado por el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar, cumple un año de su apertura como proyecto pionero en España que ya tiene ideas de réplica. La capital del país contará con un centro cívico intergeneracional donde convivan una escuela infantil y un centro de mayores. "Este tipo de centros están a la vanguardia y se están desarrollando en Europa y en España solo lo tiene la ciudad de Ourense. Madrid no puede quedar atrás", señaló el delegado del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social de Madrid, Pepe Aniorte. La localidad de Albolote (Granada) también apostó por otro proyecto similar y la propia Fundación Amancio Ortega impulsa un centro como el de Ourense en Arteixo, que abrió a inicios del 2019.


Espejo para la Europa de 2050


La sangría poblacional de la provincia se convierte en una oportunidad para transformarla en un "laboratorio de ideas" que anticipe soluciones para la amenaza que se cernirá sobre toda Europa en el horizonte 2050, como ha señalado en algunas ocasiones el grupo GEN de la Universidad de Vigo, y como aparece también en la estrategia sanitaria en la provincia. "Tenemos una gran oportunidad de ser los primeros para darle la vuelta a la actual situación y convertir una debilidad en oportunidad", indicó el profesor Alberto Vaquero, miembro de GEN y coordinador del programa de mayores del Campus, que fomenta relaciones intergeneracionales.

El Centro Interxeracional de A Farixa es, sin duda, el actual referente. Un modelo de integración social único. En un edificio conviven una escuela infantil y un centro de día para mayores. El contacto visual entre ambos usuarios es permanente a través de espacios diáfanos y un gran patio que hace el encuentro visual permanente. La rutina de ambos usuarios son las visitas cada vez más espontáneas. Ese es el objetivo final del proyecto: naturalidad entre dos generaciones. "Hay que ir dando pequeños pasos en los encuentros. Creamos grupos, los mismos mayores con los mismos niños al principio, para que se cree una relación de confianza", cuenta Adriana Pérez, responsable del centro de día. "Buscamos ser veciños, pero de confianza. Procuramos traballar sempre en pequenos grupos de referencia", añade Belén Pérez, directora de la escuela infantil.


Dos programas innovadores


La mejor prueba del éxito de integración es que en el centro de día ya piensan en otros proyectos sociales, en salir a centros educativos. Tienen en desarrollo "Nuca" y "Adopta un abuelo". "El primero trata de buscar lazos de unión entre mayores y niños por medio de la convocatoria de un robot. Los mayores irán a los centros escolares a explicarle a los niños cómo funciona el robot. Es una forma de cambiar la visión de los pequeños sorbe los mayores, más acostumbrados a que vayan a hablarle de temas culturales y tiempos pasados. Los verán como alguien que le habla de temas tan actuales como las nuevas tecnologías", dice la responsable del centro. "Adopta un abuelo", en desarrollo, consistirá en que jóvenes voluntarios acudan a tener contacto con los mayores.

Mientras, siguen surgiendo proyectos que siguen la estela. El último, en Lorca, donde planean una residencia intergeneracional en el campus sociosanitario, para convivir estudiantes y mayores. 


San Cibrao se une a este modelo pionero


El modelo se va extendiendo, poco a poco, en la provincia. El último en incorporarse será San Cibrao das Viñas, que prepara la rehabilitación de la parte baja y un local anexo en Santa Cruz  para construir un  centro intergeneracional. 

El Concello tiene pensado invertir hasta 78.000 euros en esta renovación del inmueble para transformarlo en un espacio de convivencia entre niños y mayores. Ya está en plena fase de adjudicación y se espera que esté listo a lo largo de próximo año. 

Según indican los promotores, sería "un local comunitario de encuentro y aprendizaje" que quiere "convertirse en un punto de reunión en el cual intercambiar anécdotas e historias favoreciendo la confraternización entre los vecinos y las relaciones intergeneracionales y crear un espacio, inexistente actualmente en la zona, en el que poder llevar a cabo diferentes actividades socio-culturales y formativas". 

Quieren impartir cursos de nuevas tecnologías para niños y adultos, y crear espacios compartidos en los que los mayores puedan introducirse en internet mientras los niños pueden avanzar en sus deberes escolares. 

Nunca traballamos nun sitio coma este, é un orgulloN"

"Este tipo de iniciativas son buenísimas, el trabajo intergeneracional es muy importante. Los niños son el futuro,  el objetivo es que se relacionen de forma natural con los mayores", valora Adriana Pérez, responsable del centro de mayores, sobre el proyecto pionero en Ourense al que ya miran comunidades como Madrid o Granada. Respeto a la "vanguardia" del centro en España y Europa, la directora de la escuela infantil, Belén Pérez, ve " unha rsponsabilidade moi grande e un orgullo que nos teñan como referencia. As compañeiras falámolo, que nunca traballamos nun sitio parecido a este e non o hai en ningún lado".