La Región

OBRAS

Ourense, única capital sin obra pública en el primer semestre

El resto de concellos y la Diputación licitaron 13,9 millones, el doble que entre enero y junio de 2018
La reforma de la Plaza, última licitación del Concello de Ourense (MARTIÑO PINAL).
La reforma de la Plaza, última licitación del Concello de Ourense (MARTIÑO PINAL).
Ourense, única capital sin obra pública en el primer semestre

Los problemas presupuestarios han llevado a la ciudad de Ourense a un escenario único entre las capitales de provincia españolas, al ser la única que no ha sacado a concurso una sola obra pública en el primer semestre del año, según se desprende del balance publicado recientemente por la patronal de las empresas constructoras, Seopan, que refleja que Ourense se ha quedado a cero en el capítulo de licitaciones, algo que lamenta el sector, como apuntaba recientemente el presidente de los constructores ourensanos, Santiago Ferreiro, recordando que la ciudad de As Burgas debe ser el motor de la provincia para consolidar la recuperación económica.

Con unas cuentas prorrogadas y sin dinero en el capítulo de inversiones, Ourense no ha podido aportar un solo euro a los casi 14 millones que el resto de concellos y la Diputación han comprometido en obra pública entre enero y junio del presente año, una cantidad que nota la ausencia de los proyectos de la capital y que supone que solo las administraciones locales de otras nueve provincias (Huelva, Ávila, Palencia, Segovia, Soria, Zamora, Cuenca y Guadalajara) hayan licitado actuaciones por un importe menor en el primer tramo del ejercicio.

La situación ourensana no resiste comparación con las provincias vecinas, que han movido cerca de 173,5 millones de euros en obras impulsadas directamente por concellos y diputaciones.

La cantidad más elevada (79,8 millones) corresponde a la provincia de Pontevedra, aunque los 84,80 euros por vecino suponen una cifra inferior a la de Lugo, con 99,49 euros que eleva la inversión total a 32,9 millones. Mientras, en A Coruña la obra pública comprometida por la administración local asciende a 60,7 millones, lo que supone54,26 euros por cada residente en la provincia, que en el caso de Ourense es de 45,22 euros.

Con todo, la inversión pública de los concellos ourensanos y la Diputación ha crecido doble respecto a la registrada en el primer semestre de 2018, que rozó los siete millones según los datos manejados por Seopan, que bebe de los boletines oficiales de cada una de las administraciones. 


La reforma de la Plaza de Abastos, único proyecto de 2018, sin arrancar


La falta de obra pública en la ciudad de Ourense no se limita al arranque del ejercicio, sino que el año pasado fue un período casi perdido para el municipio, que sin presupuestos no pudo aprobar las modificaciones de crédito para inversiones hasta el último trimestre del año, dejando al gobierno municipal sin margen de maniobra para disponer de esos fondos hasta el presente ejercicio.

Además, el único proyecto que pudo ver la luz al contar con una partida en las cuentas prorrogadas y una subvención estatal, la reforma integral de la Plaza de Abastos (5,6 millones), sigue sin ser una realidad pese a que el concurso se puso en marcha a mediados de septiembre, sin que se haya podido realizar todavía la adjudicación de los trabajos a la empresa Acciona, la mejor valorada en el procedimiento. La edil de Contratación, Ana Fernández Morenza, explicaba en el último pleno que confiaba en un pronto desbloqueo de la rehabilitación.

Asimismo, el último cuatrimestre de 2019 debe servir para insuflar oxígeno a la obra pública en la ciudad de Ourense, ya que en breve el gobierno municipal podrá disponer del remanente de tesorería, explicado el concejal de Infraestructuras, Miguel Caride, que la intención del gobierno municipal es poder licitar un máximo de 27 proyectos ya elaborados, que precisan ahora de todo el procedimiento de contratación.