La Región

REPORTAJE

"Ourense ya es mi casa"

Totan Kundu es un joven de 29 años que llegó de una pequeña ciudad de la India a Ourense hace cinco años. Vino a estudiar ebanistería y terminó cumpliendo su sueño: montar una empresa de viajes. Lleva a ourensanos a su país y trae a sus compatriotas a Galicia.

Totan Kundu posa en las escaleras de Santa María Nai (MARTIÑO PINAL).
Totan Kundu posa en las escaleras de Santa María Nai (MARTIÑO PINAL).
"Ourense ya es mi casa"

Hace cinco años que Totan Kundu llegó a Ourense, desde Santiniketan, una pequeña localidad en Bengala Occidental (India). "Donde el tigre", aclara. Vino a estudiar ebanistería gracias a la escuela Antonio Faílde y terminó montando una agencia online de turismo. Lleva a gente de Ourense a conocer su país y trae a sus compatriotas a conocer Galicia. Cada mes, dos viajes. "No tengo morriña porque voy una vez al mes", cuenta el joven, que siente As Burgas como su hogar. "Cuando salgo fuera y vuelvo, al ver el Puente Romano digo: 'Ya estoy en casa'. Eso es muy difiícil de dejar. Estoy muy contento aquí, de momento no me iría".

La ebanistería quedó en un hobby. Kundu llegó de India titulado en Turismo, su eterna pasión. Estudió en la Universidad de Visva-Bharati, una de las más famosas y prestigiosas del país por su promotor, Tagore. "Fue el primer poeta en conseguir un premio Nobel en Asia", se enorgullece este emprendedor. 


Viajes con nativos


"Mi motivación siempre fue montar una empresa de viajes. Empecé a llevar a gente desde Ourense y de toda Galicia a la India. Después traje gente desde allí", explica. Aunque el proyecto siempre estuvo ahí, no fue hasta hace un año y pico que pudo montar su empresa. Tiene una oficina en el 21, pero todo se realiza a través de la web (www.viajeaindiaconguia.com). Tiene otras sedes en Madrid, en Agra y en Nueva Delhi. En todas hay personas nativas, encargadas de acompañar a los turistas en el viaje. Esa es la auténtica diferenciación con una agencia de viajes clásica. También hacen rutas por lugares cercanos a India como Bután, Nepal o Sri Lanka. 


Ourense, atractivo religioso


"Me di cuenta de que mucha gente no conoce Ourense. Viene hasta Santiago de Compostela y se marcha. Y más del 50% pasa por Ourense porque tienen que pasar. Se podría aprovechar para ver esta ciudad", cuenta Totan Kundu. 

El turismo religioso es el principal atractivo de los visitantes indios que llegan a la ciudad a través de su agencia. Además, organizan rutas por toda Galicia y hasta Madrid. "La Catedral y las iglesias pequeñitas llaman mucho la atención. Mucha gente solo viene a las termas y ya se coge la carretera de Madrid. Quiero decir a los viajeros que entren en la ciudad, que la conozcan. El interior es muy bonito", dice. Él tiene rincón favorito: el casco antiguo. Y para comer, pulpo. "¡Aunque está tan caro!", debate.


Ni un enemigo


"Lo primero que me gustó de Ourense es la gente. Si no fueran tan amables, yo no estaría aquí. Hasta hoy no tengo enemigos, solo amigos. Ese es el único motivo por el que estoy en esta ciudad, porque hay comunidad", apunta. "Ya me podrían dar el título de ourensano", se ríe. Desde luego que sí.