Ourense

El paro se contiene pero crece la cifra de empleados en ERTE

Ourense

El paro se contiene pero crece la cifra de empleados en ERTE

Las restricciones de la pandemia causan un incremento del 66% en el número de expedientes

El desempleo en la provincia ha mostrado en febrero una zona de luz y otra de sombra. De acuerdo con los datos oficiales, el paro registrado se ha reducido y la Seguridad Social mantiene el número de efectivos, pero vuelve a subir la cantidad de trabajadores amparados en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que creció un 66% el último mes como consecuencia de la limitación de la actividad hostelera.

El Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) tiene registrados 20.496 parados en la provincia, lo que supone una reducción de 285 el último mes, es decir, un descenso del 1,37%. Pero la huella de la pandemia se ve con claridad en la comparativa interanual, que registra 2.099 desempleados más, con un 11,41 % de incremento. 

La estadística de febrero deja en evidencia los datos de Ourense en relación al resto de provincias gallegas al apuntarse el descenso mayor (1,37%), mientras que la bajada de Lugo fue del 0,58%; en A Coruña, del 0,37 % y en Pontevedra, del 0,12%. 

Salvo la industria, que ganó nueve parados más el último mes, el resto de los sectores han logrado buenos datos: 35 desempleados menos en agricultura, 45 en construcción y 155 en servicios. El colectivo sin empleo anterior tiene ahora 59 inscritos menos.

De todas formas, uno de los síntomas de la atonía económica asociada al covid es que ha vuelto a crecer la cifra de trabajadores amparados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que ahora suman 4.467 (1.836 hombres y 2.631 mujeres), 1.472 más que en enero, con un incremento del 66% en solo un mes.

La estadística no convence ni a empresarios ni a sindicatos. La Confederación Empresarial de Ourense (CEO) señala que "a pesar de este tímido descenso del paro, la situación sigue siendo complicada, sobre todo para los sectores que han sufrido y siguen haciéndolo, las restricciones derivadas de la tercera ola de la pandemia". Ni siquiera el parche de los ERTE les anima ya que "hacen falta más apoyos directos a las empresas y autónomos para garantizar su supervivencia".

En el sindicato CC.OO, su secretario xeral en Ourense, Pedro Barreiros, aludió a que "a paralización da actividade económica provocou unha importante diminución dos contratos rexistrados, afectando de forma relevante ós contratos temporais", para añadir que "debemos traballar para recuperar a actividade e o emprego perdido pola pandemia".

Contratación

Si la actividad económica se mide por el número de contratos, la de Ourense ha sido baja en febrero, con 4.068 accesos a las empresas y un descenso mensual de 1.136 (-21,8%) y 1.832  menos en comparación con el año pasado, por lo tanto con una bajada del 31%. 

Algo parecido ocurre con la contratación indefinida, que solo representó el 12% del total en febrero, 490 en números absolutos. En dos meses en Ourense se firmaron 9.272 contratos, de los que 994 fueron indefinidos (10,7%) y 8.278 (89,2%) fueron temporales. A este respecto, el sindicato CIG  lamentó "unha proporción tan baixa de contratación indefnida". 

La Seguridad Social gana una treintena de afiliados 

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, al menos se ha detenido en el último mes la pérdida de efectivos en la provincia, que gana 29 cotizantes en febrero para llegar a los 100.090. Sin embargo, en relación a febrero del año pasado en Ourense se perdieron 2.128 afiliados, un 2,1%.

Por lo que respecta a la división por regímenes, en el general se contabilizaban al concluir el mes pasado 76.854 efectivos, apenas cuatro décimas más que el mes anterior, pero con un retroceso del 2,4% interanual.

En el apartado de autónomos las cifras apenas sufren variación, con un total de 23.236 empleados por cuenta propia en la provincia, marcando una bajada interanual del 0,94%

En relación al resto de Galicia, salvo Lugo, el resto de provincias cerraron en positivo la cifra de afiliación al sistema público. 

Preocupación empresarial por los malo

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ve "muy preocupantes" los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social de febrero: 762.742 desempleados más y 400.117 cotizantes menos en un año, respectivamente. Por ello pide agilizar las ayudas a los sectores más afectados por la crisis e impulsar la vacunación. La CEOE avisa de que se vuelve a una afiliación inferior a los 19 millones de ocupados, lo que reduce la capacidad de resistencia del Estado para hacer frente a la cobertura de protección social, sanidad o educación, "imprescindibles en un contexto tan dramático como el actual".

 La patronal señala que el paro aumentó en 44.000 personas en febrero, hasta superar los 4 millones de desempleados, a los que se suman 705.000 excluidos de las listas por realizar cursos de formación o ser demandantes de empleo con disponibilidad limitada o con demanda de empleo específica. 

La Xunta pide “prudencia" pese la mejoría que se percibe en febrero

La directora xeral de Formación e Colocación, Zeltia Lado, valoró que Galicia sea una de las tres comunidades en las que baja el paro en febrero, si bien llama a la "prudencia" ante los efectos de la pandemia en el mercado laboral. Zeltia Lado remarca que el paro bajó en 6.401 personas respecto a abril de 2020, "mes que marca el impacto inicial de la crisis sanitaria", según la Xunta.

Además, destaca que Galicia gana 1.692 afiliados a la Seguridad Social en febrero, lo que supone el cuarto mejor comportamiento entre comunidades. Respecto a la subida interanual del desempleo, el Gobierno gallego lo achaca a la pandemia, mientras remarca que se trabaja para reforzar las políticas activas de empleo con el objetivo de dar prioridad a los colectivos con más dificultades. Asimismo, sostiene que el nivel de paro es inferior a hace 12 años, al inicio de aquella crisis. Paralelamente, Zeltia Lado apeló a implementar políticas de igualdad para mejorar los entornos laborales. 

Te puede interesar