La Región

SUCESO

En Ourense: “sin patrullas" tras un aviso de intento de robo

Madre e hija llamaron a la Policía Local, que, según ellas, tardó media hora en coger el teléfono y les dijo que no había efectivos
En Ourense: “sin patrullas" tras un aviso de intento de robo

La oleada de robos de las últimas semanas en el barrio de As Lagoas de la ciudad se extiende a las zonas colindantes. En el mediodía de este miércoles, María José P. y su hija se encontraban en el interior de su vivienda de Mende cuando un vecino las alertó de que un hombre estaba subido en el muro de su casa minutos antes, mirando con atención hacia dentro. 

"Nuestro vecino le dijo que se marchase, y el otro dijo que estaba mirando unas plantas. Cuando le dijo que iba a llamar a la Policía, salió corriendo", explica la dueña. Acto seguido, y en estado de nerviosismo, madre e hija llamaron a la Policía Local para informarles de lo sucedido. Al otro lado del teléfono sonó el buzón de voz, según explican, durante casi media hora. Mientras la joven hablaba con la Policía Nacional –después de la falta de respuesta–, la madre consiguió ponerse en contacto con la Local. La respuesta no fue la esperada: "Me dijeron que no podían venir, que no había patrullas disponibles, ni me preguntaron dónde vivía ni nada... La verdad, me parece de juzgado de guardia. Si me hubiesen golpeado, ¿tampoco podría venir nadie?". Desde la Policía Nacional, según explican, les dijeron que se pasarían en cuanto pudiesen, a falta de patrullas de la Local. "Vinieron un rato después para intentar identificar al hombre", cuenta la afectada. 


En busca


El hombre que se subió al muro de la casa salió corriendo después de la amenaza del vecino de llamar a las autoridades, lo que hace pensar a las inquilinas que tenía intención de robarles. La familia está preocupada por la situación, ya que creen que pudo estar ya durante la noche observando la casa. "Ayer por la noche –por el martes– mi perro estuvo ladrando toda la noche y no es algo  habitual, yo creo que el hombre ya estaba alrededor de la finca mirando", explica la dueña. 

El vecino que lo vio pudo aportar datos sobre la complexión del posible ladrón: alto (1,70 aproximadamente) y moreno. 


Robo en un vehículo


A los robos en pisos de As Lagoas se suma un vehículo forzado en el garaje de una vivienda del barrio. Esta sería la primera sustracción en un turismo de la zona en las últimas semanas –el esquema que se repetía era el de robos en el interior de viviendas vacías–.