Ourense

Las peluquerías piden bajar su IVA: "Estamos ahogadas"

Ourense

Las peluquerías piden bajar su IVA: "Estamos ahogadas"

Paco Gallego peinando a una de las clientas de Gallego Estilismo ayer por la mañana. (Foto: Martiño Pinal)
photo_cameraPaco Gallego peinando a una de las clientas de Gallego Estilismo ayer por la mañana. (Foto: Martiño Pinal)
El sector reivindica esta medida para garantizar su supervivencia y ayudar a "salvar" empleos

La situación que atraviesan el sector de las peluquerías es delicada. Pasaron de un bum de clientes tras el desconfinamiento, a padecer la baja afluencia debido a las actuales restricciones de la provincia. Con este panorama se unen a la reclamación del sector en toda España, que la próxima semana se manifestará en algunas ciudades para pedir, especialmente, la bajada del IVA que prometida desde su subida en el 2012. "Nos consideraron prácticamente de primera necesidad al inicio de la pandemia y no rebajan nuestro IVA", señala María José Rocholl, presidenta de la Asociación de Peluquería y Estética de Ourense.

En 2012 les prometieron que la situación sería "temporal" y, ocho años después, todo se mantiene igual. "Estamos realmente ahogados, que nos lo bajen al 10% podría suponer que muchos salones tengas más posibilidades de sobrevivir", indica Rocholl. Esta reivindicación une al sector que quiere volver a tener un IVA del 10%: "Es una contradicción porque se nos considera un bien de primera necesidad y pagamos un impuesto general", opina Lucky Seoane de Lito Seoane. 

Esta crisis es el momento que adoptan las peluquerías para reivindicar esta vieja petición. "Pasamos de pagar el 8% al 21. A otros solo le subieron tres puntos, mientras que a nosotros nos aumentaron casi el triple de lo que teníamos", comenta Paco Gallego, de Gallego Estilismo en la ciudad. Muchos de estos negocios tuvieron que hacer números en aquel momento, para que el coste no se le disparase al cliente: "Cargamos co IVA para non meterllo enteiro no precio aos clientes por medo a que deixasen de vir, asumimos nós o seu custe", afirma Chelo López, de Cambio's en la ciudad. 

Una ayuda “importante"

Rebajar el IVA sería un apoyo "importante" para el sector, según Lucky Seoane: "Muchos salones no sacan ni para un sueldo y una reducción sería un impulso para ellos", comenta. María José Rocholl afirma que esta medida no sería "para ganar dinero, sino para salvar puestos de empleo". 

Las restricciones, otro hándicap

Tras un verano a la baja por la falta de ceremonias, las restricciones que se empezaron a aplicar en la provincia supusieron otro golpe para las peluquerías: "La gente tiene miedo a salir a la calle, por lo que las citas bajan en todos los salones. Además, con la crisis económica, están ahorrando y solo consumen lo esencial", explica  María José Rocholl. La última medida de impedir la movilidad  en la ciudad supuso para Chelo López"unha baixada de traballo", ya que parte de su clientela es de las afueras de la Ourense: "Fáltanos es parte das clientas e as que viven na cidade, non sei se é por medo ou que, pero tampouco veñen", lamenta. Estas limitaciones suponen una reducción en la vida social de los ourensanos, por lo que las visitas a las peluquerías se reduce a una vez mensual o por un periodo más amplio: "Con las limitaciones de movilidad hemos notado un mayor descenso, porque hay quien viene de otras partes de la provincia", señala Lucky Seoane.