Ourense

Las peluquerías sobreviven a su verano más complicado

Ourense

Las peluquerías sobreviven a su verano más complicado

Actividad en la peluquería de Paco Gallego este lunes (Foto: Martiño Pinal).
photo_camera Actividad en la peluquería de Paco Gallego este lunes (Foto: Martiño Pinal).
El sector pide que se reduzca el IVA: "No ofrecemos un servicio de lujo, sino de primera necesidad"

Los centros de estética pasan por momentos difíciles durante el Día del Peluquero, que se celebra hoy martes en todo el mundo. Su recuperación aún no ha comenzado, al continuar por debajo de la facturación anterior a la crisis del covid. A la peluquera Mónica Fernández ya la han llamado algunas clientas para pedirle disculpas: "Me explican que están en un momento económico complicado, así que no van a poder venir. Y yo lo entiendo", señala. Otro factor negativo es el miedo, como recuerda el veterano peluquero Jorge Cachaldora: "Y eso que estamos tomando aún más medidas de las que se exigen. Usamos batas de usar y tirar, toallas lavadas a 90 grados...Pero la gente mayor tiene miedo".

La cancelación de ceremonias ha supuesto también un duro golpe para el sector, al bajar la facturación de los fines de semana: "Las comuniones y bodas no se celebran, la gente no va a tomar copas… Al reducirse la vida social, la peluquería queda afectada", reflexiona Lucky Seoane. "Y muchas de las empresas del sector siguen en ERTE", recalca: "Hemos hecho una inversión muy grande en ser seguros, y no hemos repercutido en nada a los clientes". Su confinamiento fue aún más largo, al tener sus instalaciones en un centro comercial.

Ourense 24/8/20
Peluquería de Paco Gallego 

Fotos Martiño Pinal

Todo ello sumado a cambios en el mercado anteriores al propio covid: "Ya no venía gente a peinarse todas las semanas. Han cambiado las prioridades", alega Fernández. 

Tras la reapertura, los salones vivieron buenas semanas que no se han consolidado en el tiempo: "Muchos venían a arreglarse algún destrozo. Habían pensado que cortarse el pelo sería más fácil de lo que realmente es, luego metieron tijera, o se intentaron teñir con tintes de supermercado, y el resultado no fue bueno", recuerda el estilista Paco Gallego.

Se avecinan cambios, como reconoce Seoane: "El covid nos valió para replantearnos la profesión. Estamos salvando el verano con servicios por internet y a domicilio." Por su parte, Eva Casas agradece a una clientela fiel estar manteniendo la actividad: "Hay salones que lo están pasando mal, e incluso cierran los sábados, algo que antes era impensable".

"Las temporadas de verano siempre son bajas, pero con el covid ya ha sido catastrófico. La facturación ha caído incluso más del 50%", lamenta Fernández. Cachaldora está de acuerdo: "Ha bajado al menos un 40% el número de personas que asisten a los salones. Hay clientes de muchos años que aún no han regresado tras el confinamiento".

 Ourense 24/8/20
Peluquería de Paco Gallego 

Fotos Martiño Pinal

A pesar de todo, quedan esperanzas: "A la gente le apetece hacerse más cosas en el pelo, porque al estar agobiados con esta crisis quieren darse un premio y sentirse guapos. Pero las pérdidas del confinamiento solo se recuperarán con años de trabajo", recalca Paco Gallego.

Los peluqueros quieren que se baje el IVA del 21% al 10%, aunque Fernández no es optimista: "En esta lucha ya llevamos mucho tiempo, porque nos tratan como si fuéramos un artículo de lujo cuando somos de primera necesidad. No creo que consiga. Mientras, empiezo a ver como cierran peluquerías".