Ourense

La pérdida de población en la provincia se aminora con los extranjeros

Ourense

demografía - ourense

La pérdida de población en la provincia se aminora con los extranjeros

El padrón deja a la provincia al inicio de este año con 307.547 habitantes, 1.746 menos que a inicio de 2018

La población sigue cayendo en Ourense pero lo hace a un ritmo más lento que en años anteriores. Así, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística en base a los padrones municipales, a 1 de enero de 2019 la provincia contaba con 307.547 residentes, 1.746 menos que el año anterior y 28.095 menos que hace exactamente una década. 

La tendencia sigue siendo negativa pero el auge de la inmigración, que gana peso sobre el total de la población, amortigua la caída. La reducción del número de habitantes en el último año es la menor caída interanual desde 2011. De 2012 a 2017, el número de habitantes cayó en torno al -1% cada año, en 2018 se rebajó la sangría demográfica al -0,7%, y en 2019 el descenso se instaló en un -0,56%. 

Respecto al global de Galicia, la comunidad autónoma cae por primera vez por debajo de la barrera de los 2,7 millones de habitantes, al situarse al inicio de 2019 en 2.698.875 habitantes, con un descenso de 2.869 habitantes en el último año. El interior sigue desangrándose frente a las provincias atlánticas. Así, A Coruña (+15 habitantes) y Pontevedra (+721) ganan población, pero Lugo, junto a Ourense, la pierde, y en la misma proporción (-1.858 residentes, un -0,56% menos). La clave para el freno al declive demográfico lo tienen, como ya adelantaron las proyecciones realizadas por el IGE hace un año,  los inmigrantes, cuya presencia ha ganado peso en los últimos 12 meses. 


Más extranjeros


De los 307.547 empadronados en la provincia, un total de 14.095  tienen nacionalidad extranjera, lo que supone un 4,6% del total. Así, en tan solo un año, los concellos ourensanos han sumado 831 nuevos empadronados extranjeros, en contraposición con un contexto de caída generalizada de la población.

Desde 2014, cuando llegó a haber 14.586 extranjeros en la provincia, no se registraba un volumen tan grande personas sin nacionalidad española. No es, en todo caso, el peso más alto de la población foránea que ha tenido la provincia, ya que, sin ir más lejos, en 2012 representaban el 5,12% de la población (ahora son un 4,6%).