Ourense

Las personas con discapacidad temen perder derechos sociales

Ourense

REPORTAJE

Las personas con discapacidad temen perder derechos sociales

Desde las asociaciones de la provincia lamentan que "la crisis puso en riesgo muchos logros"

La celebración del Día internacional de las personas con discapacidad, que en 2019 contó con una gran concentración en la Plaza Mayor de Ourense, este año se vio acotada, debido a la pandemia, a los medios telemáticos. 

"Baixo o mesmo paraugas" es una iniciativa que va ya por su quinta edición y en la que participan más de 80 asociaciones gallegas, 11 de ellas desde la provincia. Presentan en esta ocasión dos lemas, "La diversidad es un valor importante en la sociedad" y "Todas las personas tenemos los mismos derechos". Elaboraron para la ocasión un vídeo en el que se lee por turnos el manifiesto de la jornada.

 El covid cambió por completo la vida de todos, pero sobre todo la de las personas con discapacidad y sus familiares, que reclaman el derecho a "una educación inclusiva y una vida independiente", lamentando que la pandemia "puso en riesgo muchos logros e incluso la supervivencia de algunas entidades, pero lo que nos diferencia es la capacidad de superarnos". En el vídeo también denuncian que la situación de pandemia dejó a las personas con discapacidad en una situación de "deterioro físico y cognitivo por falta de apoyos".

La ourensana Laura Quintas es presidenta provincial de Discafis-Cogami, y también de la Federación Gallega de Hemofilia: "Pedimos o mesmo que antes, agora máis que nunca, para que esta crise non derive nun ha pérdida de dereitos para os máis vulnerables. Somos persoas con enfermedades crónicas e moitas veces raras, que vemos como o persoal sanitario está saturado e non se fai un seguimento das patoloxías. Os centros de saúde non dan abasto", lamenta. Quintas espera que las administraciones tomen nota de esta crisis "para investir máis no sistema sanitario". La ourensana añade que "para nós este día non foi unha celebración, máis ben unha reivindicación. O que pedimos é que non se nos esqueza, porque vivimos coa discapacidade e as súas secuelas todos os días".

Carmen Dorado es la presidenta de Alcer, asociación para la lucha contra las enfermedades renales, y reivindica que "las personas con discapacidad siguen teniendo muchos problemas, no vivimos en una sociedad inclusiva. Queda mucho trabajo". En lo que respecta a las enfermedades renales, reclama que las personas trasplantadas puedan mantener su certificado de discapacidad: "Llevamos años trabajando en ello. No es justo que se pierda cuando llevas años desvinculado del mundo laboral debido a una diálisis y además sigues siendo enfermo renal y tienes medicación con efectos secundarios".

Por su parte, Leticia Vila, trabajadora social de Affou, destaca que la fibromialgia es una enfermedad "que no se ve a simple vista". Le preocupa la reinserción laboral, ahora que la crisis ha agudizado el problema del paro. Además, añade que, por la saturación actual, "cada vez hay más lista de espera y dificultades para conseguir el certificado de discapacidad, y al ser una dolencia tan poco visible ni siquiera se cuenta a veces con la comprensión de la propia familia". 

Más en Ourense