La Región

TERMALISMO

La piscina de As Burgas amplía el cierre por obras

Estará cerrada al menos hasta el 25 de junio, según indica la propia web de Turismo del Concello de Ourense

La piscina de As Burgas amplía el cierre por obras

La piscina termal de As Burgas, que permanece cerrada desde el pasado día 10 de junio por obras de mantenimiento, ha ampliado su cierre hasta, al menos, el 25 de junio, según indica la propia web de Turismo del Concello de Ourense. Sin embargo, fuentes municipales consultadas eludieron dar una fecha concreta al respecto, puesto que ya hubo un retraso y no quieren precipitarse.

De hecho, el cierre, aunque estaba inicialmente previsto para ser de una semana y abrir las puertas ya el pasado sábado, se ha prolongado en el tiempo. Se trata, según informan desde el Concello, de unas obras menores para el mantenimiento, y que dejan uno de los símbolos turísticos y termales  inutilizado durante estos días. 

Si se cumpliesen las expectativas iniciales, el recinto estaría cerrado durante el primer tramo de las Fiestas de Ourense, algo que llama la atención, puesto que ese evento –que arranca este mismo sábado–  es un interesante acicate para la llegada de turistas, que podrían conocer el servicio termal que se ofrece en el entorno de As Burgas . 


Dudas


En el entorno del recinto termal, algunos habituales afirmaban este miércoles que tenían "sospechas de que la concesión ha finalizado" y que podría no abrirse hasta nueva orden. Este extremo fue negado desde el Concello, desde donde volvieron a insistir en que se trata de unas obras de mantenimiento y que vovlerán a funcionar con total normalidad una vez rematadas las obras. 

Así y todo, Ourense está más huérfana de lo habitual de termalismo durante las fiestas de la ciudad, ya que a esta previsible ausencia se suma la del complejo termal de A Chavasqueira, que fue arrasado por las llamas, quedando totalmente calcinado. 


El servicio de control quedó ya dos veces desierto


Las dudas entre algunos habituales usuarios surgen a raíz de las noticias de que la contratación del servicio de vigilancia, atención y control de la piscina termal acumule ya dos concursos fallidos. Quedaron desiertos  al no presentarse ni una sola propuesta. El motivo para que el procedimiento fuese declarado desierto no fue falta de atractivo de las condiciones, ya que, según compañías del sector contactadas desde Turismo y Termalismo,había interés, pero no la "falta de publicidad" impidió que concurriesen al proceso.