Ourense

Arranca la plaza provisional, sin internet y con carencias por cubrir

Ourense

EN OURENSE

Arranca la plaza provisional, sin internet y con carencias por cubrir

Emilio González confía en que se resuelvan y subraya que “hemos puesto mucho, entre 20.000 y 30.000 euros por cabeza”

Tras varios aplazamientos en la fecha prevista para el traslado de los comerciantes a la nueva plaza provisional situada en la Alameda -primero se habló de hacerlo tras las Navidades, después al rematar el Entroido y finalmente en Semana Santa-, arrancó ayer el trasvase de los establecimientos ubicados en el antiguo edificio a los puestos previstos en la recién estrenada infraestructura. Un traslado que no está careciendo de polémica. Entre las obras de última hora que se podían apreciar durante la mañana de ayer estaba la de asegurar unos bidones de agua que, según señalaban los placeros el pasado fin de semana, "estaban sostenidos por un simple tornillo y en cuanto se llenaban, caían".

Aunque el principal problema en la actualidad es "la carencia de telefonía", explica el presidente de la asociación de industriales de la plaza, Emilio González, que matiza que "el edificio es muy bonito", al tiempo que subraya que "los placeros hemos puesto mucho, entre 20.000 y 30.000 euros por cabeza".

"Hoy en día, un negocio sin teléfono lo pasa mal", dice Mari Carmen Vidal, dueña de uno de los puestos. "Yo he hecho un apaño pidiéndole a la compañía que me traspase las llamadas al teléfono móvil; internet es algo necesario para cualquier negocio".

Emilio González, por su parte, avanza que "hemos gestionado un servicio wifi parecido al del Ponte Vella con la empresa Auto Eléctrico, que ofrecerá internet tanto a los clientes como a los placeros" y que está previsto que esté instalado "antes del viernes".

El otro problema candente, el de la zona de carga y descarga, "está pendiente de una reunión con el Concello", explica el presidente de los placeros. "Nosotros propusimos lo mismo que pactamos en su día con el alcalde, que los vehículos puedan acceder a la Alameda". Avisa, eso sí, que "pondremos vallas acotando el acceso y una persona para controlar el tráfico".

El alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, asegura que "estamos traballando nas solucións". Añade que representan "a toda a cidadanía e tamén aos empresarios da praza", al tiempo que recuerda que la plaza "é unha concesión privada e correspóndelles aos placeros a súa xestión, e a nós xestionar a zona verde que queda na Alameda". Reconoce que "sei que hai unha serie de inconvenientes" y asegura que "nós imos mediar para solucionalo dentro das nosas obrigas".

La empresa Petrolam, por su parte, se limita a señalar que "la obra está recepcionada por el Concello". Algo que admite Flora Moure, edil de Comercio, que apunta que "ahora resta hacer la liquidación de obra y ahí se verá si hay deficiencias sobre el proyecto inicialmente previsto".