Ourense

Los placeros: “Los únicos que no tenemos culpa, nosotros"

Ourense

COMERCIO LOCAL

Los placeros: “Los únicos que no tenemos culpa, nosotros"

La reforma de la Plaza de Abastos, siempre envuelta en polémica.
photo_cameraLa reforma de la Plaza de Abastos, siempre envuelta en polémica.

La reforma del mercado, con subvención estatal o sin ella, tiene blindados los fondos para ejecutarse

La reforma de la Plaza de Abastos número uno de Ourense, un proyecto en cartera desde la década de los 90 del siglo pasado, se ha convertido en uno de los primeros desafíos que tiene que afrontar el gobierno PP-DO, después de que el alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, anunciase el martes que el Concello corría un importante riesgo de perder la subvención concedida por el Ministerio de Fomento para costear el 65% del presupuesto (5,5 millones), dejando en el aire el futuro de la obra y aplazando la decisión a conocer la postura del Gobierno central en una reunión la próxima semana.

Con todo, distintas voces entre las que se incluyen la asociación de comerciantes de la Plaza y el BNG recuerdan que la reforma del mercado es un proyecto estratégico para la ciudad y que, con subvención o sin ella, el presupuesto para acometer la actuación está blindado por el compromiso de gasto aprobado por el pleno en octubre de 2017 para hacerla con fondos municipales.

"No es el momento de pensar en no hacer la obra, sino en buscar alternativas, hay un compromiso y se debe leer lo que se ha firmado", apunta el presidente de los comerciantes, Emilio González, que entiende que hay posibilidades de conservar la subvención, pero señala que si finalmente se pierde, "los culpables deberían asumir responsabilidades y los únicos que no tenemos culpa somos los industriales". González no señala, en estos momentos, al alcalde ourensano, al que agradece el "interés" por la subvención y "una buena disposición", explicando que la nueva edil de Comercio, Ana Isabel Rebanales, se ha comprometido a mantener al colectivo informado de la reunión en Madrid.


Pago realizado


Más allá del futuro final de la subvención de Fomento, el Concello ya ingresó en su momento una anualidad de la misma (algo más de un millón de euros), por lo que se podría ver abocado a devolver esta cantidad con intereses. "Non hai constancia documental de que exista resolución sobre ningunha prórroga, o que evidencia a frivolidade coa que o anterior grupo de goberno xestionou esta cuestión", señala el portavoz del BNG, Luis Seara, muy crítico con el equipo liderado por Jesús Vázquez.

Los nacionalistas coinciden con los placeros en que la rehabilitación es irrenunciable "porque o comercio local é xerador de emprego e riqueza, e tendo en conta que o Concello dispón de superávit, non pode estar en cuestión, xa que non queremos que o edificio nobre acabe converténdose nun mamotreto".

En esta línea, se construyó un edificio de carácter provisional en la Alameda, que seguirá ocupada "sine die" birlando un espacio verde y público a la ciudadanía. "Hai que liberalo canto antes para disfrute de todos", expone Luis Seara.

Mientras, Emilio González coincide en esta cuestión recordando, no obstante, la importante inversión afrontada por los comerciantes. "Sabemos que esto no puede ser permanente, pero nosotros no hemos incumplido plazos", añade.