Ourense

Plan E: diez años de una polémica lluvia de millones

Ourense

OURENSE

Plan E: diez años de una polémica lluvia de millones

La cafetería de las Pozas de Maimón languidece (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera La cafetería de las Pozas de Maimón languidece (XESÚS FARIÑAS).

La inversión con fondos estatales en la provincia superó los 40 millones, casi la mitad en la ciudad

En plenos albores de una dura recesión, el Gobierno central entonces liderado por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero impulsó el denominado Plan E para, mediante una importante inyección de fondos públicos, los ayuntamientos pudiesen realizar principalmente obras y generar puestos de trabajo, una fórmula que fue muy cuestionada y que, una década después, ha sembrado importantes polémicas en la provincia de Ourense, especialmente en la ciudad.

Según los datos recopilados en el portal del Ministerio de Política Territorial, la lluvia de millones que cayó sobre tierras ourensanas rozó los 42 millones, repartidos en algo más de 300 proyectos. Por su volumen, el Concello de Ourense movilizó por su cuenta 18 millones, con 60 obras repartidas por la ciudad, donde se han concentrado algunas actuaciones que no dieron el resultado esperado, sino todo lo contrario, algo que no es exclusivo de Ourense, ya que el mismo Tribunal de Cuentas criticó duramente en varios informes el desarrollo del Plan E.


Mal final


Entre los proyectos más ambiciosos que se plantearon estuvo la reforma del Campo da Feira, con un presupuesto superior a los 1,5 millones de euros y que concebía una calefacción aprovechando las aguas termales que nunca fue así, obligando a realizar posteriormente sucesivas obras en el espacio.

Tampoco han obtenido el resultado esperado la construcción del restaurante-cafetería de las Pozas de Maimón (230.000 euros), que languidece entre escombros y maleza tras no resultar atractivo para los hosteleros, la red wifi instalada en diferentes puntos del Concello (casi un millón de euros) que se ha quedado obsoleta, o la construcción de un spa en el pabellón de Os Remedios (también en el entorno del millón de euros), una instalación que apenas contó con usuarios durante los años posteriores y cuyo uso se debate en estos momentos, al generar importantes pérdidas.

Alguna de las actuaciones incluidas en este plan de inversiones llevó incluso al PP a presentar una denuncia en vía judicial. Sucedió con la mejora de la rúa Clara Corral Aller, acusando los populares al por entonces alcalde Agustín Fernández, del PSOE, aunque los tribunales dictaminaron posteriormente que todo se hizo con corrección.

Las quejas también han sido notables en relación a actuaciones como la puesta a disposición de los vecinos de Barrocás de una pista polideportiva, que presenta un mal estado desde hace tiempo que solo remiendos puntuales han conseguido solucionar. 


Calles, pabellones o locales sociales, obras habituales


Los concellos ourensanos aprovecharon la línea de inversiones abierta por el Gobierno central para solicitar proyectos dirigidos principalmente a reformar y mejorar viales de los municipios, completar el saneamiento y abastecimiento de los núcleos de población o acometer obras en equipamientos deportivos, según se desprende de las resoluciones aprobadas para autorizar los proyectos.

Setenta y dos de los 92 ayuntamientos de la provincia disfrutaron de fondos para acometer inversiones, destacando por su cantidad, fuera de la ciudad, la mejora de las piscinas municipales de Carballiño (830.426 euros), la instalación de calefacción en el pabellón de O Barco (716.000 euros), la cubrición de la grada del campo de fútbol de Verín (696.269 euros) o la construcción del conservatorio de Xinzo (560.338 euros).

Otras actuaciones por las que más apostaron los responsables locales estaban relacionadas con la optimización del alumbrado, bien para dotar a determinados pueblos de él o para trabajar en una mayor eficiencia energética de la iluminación.

Algunos municipios también aprovecharon los fondos para mejorar las oficinas de atención a los ciudadanos o las mismas casas consistoriales. 

Más en Ourense