Ourense

El pleno menos ordinario de Taboadela: una moción y pupitres en el pabellón

Ourense

Pleno

El pleno menos ordinario de Taboadela: una moción y pupitres en el pabellón

El grupo de gobierno y la oposición tratan los puntos del día en el pabellón del polideportivo municipal (JOSÉ PAZ).
photo_cameraEl grupo de gobierno y la oposición tratan los puntos del día en el pabellón del polideportivo municipal (JOSÉ PAZ).
El plan económico para 2020/2021 se aprobó gracias al voto del alcalde

Taboadela celebró una sesión plenaria tensa y curiosa, dado que se utilizó, por segunda vez, el polideportivo municipal como emplazamiento de la reunión. Entre otros temas, se aprobó un plan económico para contener el gasto del concello durante los próximos dos años y la oposición presentó una moción solicitando más transparencia en los datos publicados por el grupo de gobierno.

Uno de los puntos importantes de la sesión fue la aprobación del Plan Económico Financiero 2020/2021, con cuatro votos a favor y cuatro en contra, siendo el voto de calidad del alcalde socialista, Álvaro Vila, decisivo para el desempate, debido a la ausencia de una de las concelleiras.

El regidor salía "totalmente satisfecho" de la sesión, ya que se constata que el "trabajo realizado" fue "muy importante para marcar las pautas de los años venideros", aunque lamenta que PP y la Candidatura Veciñal de Taboadela (VETA) votaran "en contra de una propuesta económico necesaria para la localidad". 

Antonio Paz, concelleiro popular, explica que la negativa de su partido a aprobar la regla de gasto "no prosperó por el apoyo de Ciudadanos", incidiendo en que el actual alcalde "criticó al gobierno anterior por sobrepasar el límite de gasto, y sin embargo, en año y medio ellos ya lo han superado".

Propuesta “sin rigor"

Además del plan, en el pleno se trataron temas de diferente índole, entre los que destaca la aprobación de urgencia de los dos festivos para el año que viene, la apertura de una biblioteca en la planta superior del centro médico y una moción de censura presentada por VETA solicitando más transparencia en las gestiones de la información municipal. 

Paz opina que la parte superior de un espacio sanitario "no es el sitio ideal para poner una biblioteca", aunque espera que "sea adaptado, como el habitáculo que tendrán que colocar en el exterior del recinto", ante la obligada necesidad de que Taboadela cuente con un espacio aislado para tratar posibles casos sospechosos de covid, "que todavía no tiene", asegura.

En relación a la moción, Vila no duda en calificarla de "carente de todo rigor", exponiendo que "tres de los seis puntos que contenía los tuvieron que retirar", alegando que "muchos de ellos ya estaban realizándose", y los que no, como publicar las actas en la página web del concello o modificar las causas de abstención en determinados asuntos, "o estaban contemplados ya por la legislación vigente, o entraban en conflicto con la Ley de Protección de Datos".

El teniente alcalde, Roberto Blanco, coincide con lo expuesto por el regidor, enfatizando "la demagogia" de la oposición "en cualquier tema, por minoritario que sea", recalcando que los puntos de la moción "no se sostenían".

Pabellón como sede

Debido a la singularidad del nuevo emplazamiento, surgen opiniones encontradas sobre su utilidad. 

"Es bastante incómodo, hay eco y las luces hacen mucho ruido. Casi no se escucha nada de lo que dicen, por lo que las dudas y preguntas son muy frecuentes", sostiene el edil popular, que se pregunta si "no habrá algún local adaptado" donde celebrar las reuniones.

Tanto el regidor como el teniente afirman que el polideportivo "era el único sitio disponible que respetara las medidas sanitarias". Blanco termina reconociendo que, si bien la ubicación  "no es la mejor, ni el mobiliario el más óptimo", para "hablar sentados" no hace falta demasiado, tan solo "estar atentos".