Ourense

La poesía es un arma cargada...

Ourense

LITERATURA - MÚSICA

La poesía es un arma cargada...

Yosi y Mariskal Romero, durante su visita a Ourense para participar en el Foro La Región (JOSÉ PAZ).
photo_cameraYosi y Mariskal Romero, durante su visita a Ourense para participar en el Foro La Región (JOSÉ PAZ).

En marzo sale el libro que reúne todas las letras, y muchos recuerdos, de Yosi Domínguez. En esas páginas desfilarán una treintena de amigos con su visión del líder de Los Suaves. Entre ellos, Mariskal Romero, con el texto que reproducimos a continuación.

Evoco al vasco Celaya con ese gran poema épico de compromiso y arraigo para encumbrar a este genial “juntaversos” gallego que tanto esplendor ha dado -y espero siga dando por mucho tiempo- con sus textos a nuestro rock estatal con o sin sus Suaves. El Yosi es de los nuestros. Desde que comenzó su singladura a la par de La Heavy, y también la Kerrang a comienzo de los ochenta, donde quedaron en infinidad de páginas tantas referencias y entrevistas como testimonios de su talento desbordante en poemas memorables, que han sido “banda sonora” de nuestro propio devenir, como medios escritos que calaron de forma fulminante en legiones de seguidores, tanto aquí como en los países hermanos en la lengua cervantina.

Con Yosi, no sé si la poesía se hizo rock o al revés. En sus canciones resuenan todos los poetas que leyó y le influenciaron para convertirlos en himnos memorables que hemos visto corear a multitudes y que, por fin, tendrán un hueco destacado en nuestras librerías junto a los grandes: desde Dylan (ese Nobel por mucho que le haya jodido a la élite literaria de eternos aspirantes puso alas a los letristas del roquerío) hasta Goytisolo, "Palabras para Julia".

De siempre, con el cantante-aedo me ha unido una relación especial en encuentros y viajes desde que le conté mi encuentro con el gran Phil Lynnot en aquel mítico Hammersmith Oden londinense poco antes de palmar con la entrevista que tenía que haber sido tras el concierto, y no fue por la borrachera del cantante y bajista que tanto le influyó. ¿Sabes? ¡Phil Lynnot murió!

Bienvenido el poeta José Manuel Domínguez con sus imágenes, su rico mundo de vivencias urbanas y callejeras donde fluyen la alegría, amor, tristeza, saudade…, ojala que, mirándonos en Gabriel de nuevo, su poesía sea “necesaria”.

Como el pan de cada día, como el aire que exigimos trece veces por minuto.