La Región

POLÍTICA

El polémico pregón de Jácome: escaleras mecánicas hasta San Francisco y "en español, que se entiende más"

El alcalde aprovechó la inauguración de las fiestas del barrio para anunciar una nueva promesa electoral y quejarse de que el BNG le está "chinchando".
El polémico pregón de Jácome: escaleras mecánicas hasta San Francisco y "en español, que se entiende más"

El alcalde de Ourense, Gonzalo Jácome, aprovechó su rol como pregonero de las fiestas del barrio de San Francisco para hacer campaña electoral. "Os adelanto una primicia -dijo este sábado por la noche-, vamos a crear un sistema de escaleras mecánicas desde la calle Progreso hasta el Auditorio".

El anuncio, según explicó, se iba a hacer público a los medios de comunicación en algún momento de estos días, pero quiso que los vecinos del barrio fueran los primeros en saberlo. "Estas reformas van a cambiar la movilidad desde el centro hasta el barrio, que acogerá la zona cultural", aseguró, y anunció también un nuevo párquing para los conductores.


El dardo al BNG y la noche en que "casi liga"


Jácome comenzó el pregón saludando a las personas portuguesas que estaban presentes y dijo que, en deferencia, "vamos a hablar en español, porque se entiende mejor que el gallego". Acto seguido, puntualizó que esto lo decía "para los del Bloque (BNG), que me están chinchando".

El alcalde confesó también que es la primera vez en su vida que da un pregón y que hacerlo en San Francisco le hace una ilusión especial. "En estas fiestas yo salí de noche por primera vez, cuando tenía quince años, y me acuerdo muy bien de esa ocasión porque casi ligué", bromeaba Jácome.

"Hubo otras fiestas en las que también casi ligué, pero estas fueron las primeras", añadió, y destacó la presencia del colegio de las Carmelitas, que tiene un lugar especial en su corazón: "llevo 35 años enamorado de una alumna de Carmelitas".

De cara al futuro de las fiestas, Jácome aseguró que "como alcalde" se comprometía a que las fiestas de San Francisco sigan. "Me recuerdan a los Red Sox, un equipo de béisbol que a pesar de pasar bastantes años sin ganar la liga, seguía teniendo afición, porque había sido un equipo glorioso", reflexionó.