El BNG urge reclamaciones ante Fomento y el alcalde pide ’sosiego’ a la hora de tomar decisiones

La Policía Local alerta de que la rotonda del acceso centro está al límite de su capacidad

Acceso centro de la autovía Rías Baixas.
Las rotondas en dirección al acceso centro están al borde de su capacidad (1.600 vehículos por hora) en diferentes tramos diarios, según explicó ayer el jefe de la Policía Local, Abelardo Ulloa. Por ello, el teniente de alcalde y el edil de Infraestructuras, Sánchez Vidal y García Mata, respectivamente, abogan por tomar medidas y reclamar a Fomento que se responsabilice de la situación. El alcalde, Francisco Rodríguez, ha solicitado un informe técnico a la Policía Local para tomar decisiones ’sosegadas e meditadas’.

1.600 vehículos. Este es el tope máximo que puede soportar la glorieta de Pardo de Cela (entrada al acceso centro) cada hora. No obstante, en diversas franjas horarias a lo largo de la primera semana de funcionamiento de este nuevo enlace, la Policía Local ha llegado a contabilizar más de 1.500 vehículos, una cifra ’preocupante’, tal y como aseguraba ayer el jefe de este cuerpo, Abelardo Ulloa. Sobrepasar este límite supondría, a su juicio, un ’caos’ para el tráfico urbano, incapaz de absorber esta densidad de la circulación, algo que sólo puede ser paliado con medidas específicas, como cortes puntuales, dado que la inmediatez de las glorietas y su estrechez (la de Pardo de Cela mide 20 metros de diámetro, cuando el mínimo ideal sería de 25 metros) impiden mayor fluidez.

Tanto el teniente de alcalde, Alexandre Sánchez Vidal, como el concejal de Infraestructuras, Andrés García Mata, recalcaron que esta situación ya la vaticinaban los informes técnicos policiales, por lo que ahora reclaman medidas para exigir a Fomento que asuma su responsabilidad: ’Queremos sentarnos de inmediato para colaborar na búsqueda de solucións, pero se Fomento non quere facer nada, que nos deixe facer a nós’, poniendo como ejemplo la señalización, que consideran ’deficiente’ pero que ’é a que puxo o Ministerio’. Asimismo, ambos ediles nacionalistas señalaron que ’non se pode mirar para outro lado aínda que sexa un problema her dado’, en referencia a sus socios de gobierno, incidiendo en que una opción viable sería la de fijar un único sentido para el enlace, de salida de la ciudad.

Por su parte, el alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, explicó ayer que solicitó por escrito un informe técnico a la Policía Local para analizar el impacto de esta vía en el tráfico urbano, así como también que aporte alguna propuesta de modificación ’sempre en base a criterios técnicos e tomando decisións de xeito sosegado e ben meditado’, aclaró.


Te puede interesar