Ourense

La Policía Local sí atenderá a víctimas del machismo tras desdecirse Jácome

Ourense

política

La Policía Local sí atenderá a víctimas del machismo tras desdecirse Jácome

 
El alcalde atribuye el anuncio de abandonar el Viogen "a fiarme" de la jefa del cuerpo, pero insiste en que "hay un mal servicio"

El Concello de Ourense no abandonará el protocolo Viogen por el que presta atención a las víctimas de violencia de género a través de la Policía Local, en colaboración con los cuerpos de la Autonómica y Nacional, tras desdecirse el alcalde de la ciudad, Gonzalo Pérez Jácome, del anuncio realizado tras la junta local de seguridad extraordinaria que se celebró el lunes.

La decisión de dar marcha atrás del regidor llegó tras unas horas marcadas por la polémica, tras el rechazo en bloque de los grupos de la oposición y de colectivos feministas, y después de varias conversaciones y reuniones ayer por la mañana entre Jácome y su socio en el gobierno municipal, al mostrarse totalmente contrario el PP a desmarcarse del protocolo.

Para justificar el cambio de opinión, el alcalde ourensano se escudó en el informe elaborado por la jefa de la Policía Local de Ourense, María Barrera, en el que alertaba de la "precariedad" en la plantilla para asumir de "manera óptima" el servicio de atención a las 31 víctimas que le corresponden en estos momentos.

"Lo que hicimos fue fiarnos plenamente de la máxima experta, la jefa de la Policía Local", señaló Jácome, que indicaba ayer en rueda de prensa, antes de ratificar que todo seguirá como hasta ahora, "que a lo mejor se equivocó y nos guio por mal camino", pese a seguir asegurando que "no se puede tener solo un Policía Local y un mal servicio que otros pueden hacer mejor".

fricciones

"El servicio no es el óptimo, es un informe objetivo y descriptivo. No me han dado los medios, lo irresponsable sería no comunicar la situación", apunta María Barrera tras la marcha atrás de Jácome sobre la atención de la Policía Local a las víctimas de violencia de género, que insiste en que "cualquier decisión será siempre política, nunca técnica".

Así, es el consenso al que llegaron a lo largo de la mañana DO y PP para tratar de dar carpetazo a un asunto que para la oposición y colectivos como la Marcha Mundial das Mulleres todavía tiene mucho recorrido, al estar sobre la mesa la petición de un pleno extraordinario para abordar la lucha municipal contra el maltrato o una manifestación.

La portavoz del PP, Flora Moure, busca quitar hierro al asunto y niega que este asunto haya abierto una brecha en el gobierno municipal, garantizando que "el Concello no va a salir de ese convenio y va a continuar como venía haciéndolo". Su compañera de partido y responsable del área de Igualdade, Eugenia Díaz Abella, no oculta cierto malestar por el anuncio del lunes de Jácome, "del que no teníamos ni idea y me dio un sofocón", pero descarta problemas en el gobierno. La popular reconoce la "falta de efectivos" en la Policía Local, pero insiste en que "no estamos por la labor de salir del programa".


El PSOE se pronuncia


Antes de que se confirmase que el Concello no cambiará su "modus operandi" en relación a la atención a víctimas de violencia machista, el resto de formaciones políticas recrudecieron sus críticas a Gonzalo Pérez Jácome. El PSOE municipal registró una solicitud de pleno extraordinario para abordar el tema, equiparando a DO con la "ultradereita de Vox", pero cargando también contra el PP.

"É unha responsabilidade compartida, algo letal para as mulleres", dijo la secretaria provincial de Igualdade del PSOE, Zaida María Rodríguez. Los ediles Rafael Villarino y Natalia González criticaron la "frivolidade" y la "falta de sensibilidade", asegurando que las palabras de Jácome sobre la jefa de la Policía Local "son só escaramuzas para tapar a súa desfeita, despreocupándose das vítimas". Desde Santiago, el secretario xeral de los socialistas, Gonzalo Caballero, apuntó al líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, animándole a "retirar" el apoyo a DO en el Concello.


Más críticas


Tras una primera valoración el lunes, el BNG volvió a cargar contra Jácome anunciando una moción plenaria en la que pedirán, además de permanecer en el Viogen, "ampliar os efectivos policiais e creando unha unidade específica". Para Luis Seara, lo sucedido "é unha mostra máis de que realmente a violencia machista lles preocupa pouco ou nada".

Mientras, los ediles de Ciudadanos, José Araújo y Laureano Bermejo, a través de sus redes sociales, señalaron "o noso desacordo co goberno municipal, que deixa de atender as victimas de violencia de xénero por falta de recursos, nunha semana onde anuncian máis gasto en iluminación navideña. Qué poucas luces teñen.

Por su parte, Comisiones Obreras reprocha al alcalde ourensano poner el foco en la jefa de la Policía Local, "ya que los técnicos informan en base a datos objetivos y no políticos" y pide más personal para el cuerpo. 


La plantilla del cuerpo, cada vez más mermada y al borde del colapso


Las jubilaciones y bajas en el cuerpo de la Policía Local durante los últimos años, sin que se le haya puesto remedio con la reposición de las plazas, está en la raíz del conflicto generado con la presencia del Concello de Ourense en el protocolo Viogen.

De cuatro agentes dedicados a la atención a víctimas de violencia de género se ha pasado únicamente a uno. "Se han ido jubilado y no se han cubierto plazas", reflexiona la intendente de la Policía Local, María Barrera. Ese único agente tiene que atender a más de 30 mujeres víctimas de violencia machista –la cifra se ajustó en marzo de 2018, antes pasaban de 60–

La merma en la plantilla de la Policía Local se hizo todavía más acuciante a principios de este año por la ley que permitía a los agentes jubilarse a los 60 años, provocó la pérdida de otros 20 efectivos. Los 11 que fueron seleccionados en los procesos selectivos correspondientes a las OPE de 2013 y 2014 no han concluido todavía su período formativo. Además, para estar en la unidad se requiere una formación específica.

"No es cuestión de dinero, sino que para contratar se tarda un año y medio", decía ayer Pérez Jácome. El gobierno sigue teniendo pendiente desbloquear toda la tramitación para convocar los procesos selectivos que permitan dar aire a un cuerpo policial al borde del colapso. 


Las reacciones


Gonzalo Pérez Jácome - Alcalde de Ourense: "Nos fiamos de la máxima experta, pero a lo mejor se equivocó y nos guió por el mal camino".

Flora Moure - Portavoz del PP: "El concello de ourense no va a salir de ese convenio, seguirá como venía haciéndolo".

Eugenia Díaz Abella - Concelleira de Igualdade: "No teníamos ni idea y me dio un sofocón. no estamos por la labor de salir; sí hay falta de efectivos".

Rafael Villarino - Portavoz del PSOE: "Son só escaramuzas para tapar as súas desfeitas. é unha frivolidade e unha falta de sensibilidade".

José Araújo - Portavoz de Ciudadanos: "Deixan de atender ás vítimas por falta de recursos nunha semana na que anuncian máis luces".

Luis Seara - Portavoz del BNG: "É unha mostra máis de que a violencia machista lles preocupa pouco ou nada"

Más en Ourense