La Región

INCENDIO

La Policía sitúa el foco en el centro del complejo

Los agentes revisaron a fondo  las instalaciones, en las que recogieron diverso material ardido para analizar 

El esqueleto fue apuntalado para evitar derrumbes (MIGUEL ÁNGEL).
El esqueleto fue apuntalado para evitar derrumbes (MIGUEL ÁNGEL).
La Policía sitúa el foco en el centro del complejo

Dos policías nacionales iniciaron este jueves la inspección ocular para esclarecer las causas del incendio. Los agentes, que tienen previsto continuar hoy con la recogida de pruebas, trabajaron durante largo tiempo en el centro del complejo termal ante la sospecha que fue donde se iniciaron las llamas.

Comenzaron la inspección pasadas las once horas, después de que los bomberos tomaran medidas de seguridad ante el riesgo que ofrecían de derrumbe las vigas de madera carbonizadas, que en la mañana de ayer continuaban desprendiendo humo. De hecho, los bomberos tuvieron que intervenir durante la madrugada de ayer al reavivarse los rescoldos pese a la lluvia. 

Los dos agentes de la Policía Científica abandonar las instalaciones sin hacer ningún tipo de comentario sobre posibles causas del incendio, que, según fuentes policiales, no podrían determinarse hasta la próxima semana, una vez analizado con detalle todo el material recogido.

Los investigadores no descartan la hipótesis de un cortocircuito en el sistema eléctrico (había varios aparatos conectados a la corriente), pero de momento mantienen abiertas todas las hipótesis, incluida la de que pudiera ser provocado.

Los agentes también revisaron a fondo las distintas máquinas, filtros y sistemas para depurar el agua. Tampoco pasaron por alto todo el exterior del recinto termal.