Ourense

¿Extinguido el botellón en la Alameda de Ourense?

Ourense

SOCIEDAD

¿Extinguido el botellón en la Alameda de Ourense?

Un agente de la Policía Local cierra con una cinta ayer uno de los accesos a la Alameda.
photo_cameraUn agente de la Policía Local cierra con una cinta ayer uno de los accesos a la Alameda.

El Concello decide controlar los accesos al espacio para evitar la presencia de jóvenes y el vandalismo. El precinto y vigilancia policial en la Alameda contra el botellón ya son una realidad

El Concello de Ourense ha activado una serie de medidas para combatir la práctica del botellón en la Alameda. Desde el pasado jueves, según informaron fuentes municipales, la Policía Local tiene la orden de mantener una patrulla fija en el espacio y precintar los accesos, tanto desde la rúa Progreso como en Trasalameda.

La decisión llega después de que hace unos días, los participantes en el botellón ocasionasen de nuevo destrozos en la Alameda, rompiendo cristales y dejando resto de botellas y vasos tras la noche de fiesta.

"No se registró incidencia alguna y apenas movimiento de jóvenes con este control", informan desde el Concello de Ourense, asegurando que la intención es mantener esa vigilancia durante las noches de jueves, viernes y sábado.

Según las mismas fuentes, el precintado de los accesos se realizará entre las 23,00 y las 02,00 horas, la franja en la que suele concentrarse la práctica del botellón, antes de que la fiesta se traslade al Casco Vello.

Una vez retirado el precinto, la orden es realizar patrullas periódicas por la Alameda para vigilar que no se cometen actos vandálicos, destacan desde el Concello.


Petición


La medida llega después de que desde la asociación de comerciantes de la Plaza de Abastos manifestasen su preocupación a través de un escrito presentado por registro para solicitar al Concello el cierre de la Alameda en horario nocturno, al estilo de lo sucedido en Santiago hace años, cuando esta medida consiguió eliminar prácticamente en su totalidad el botellón al aire libre.

Una vez que tuvo constancia, el Concello se comprometió a analizar la petición y los resultados de este estudio han derivado en la decisión de reforzar la vigilancia policial con el precintado mediante cintas del espacio, con la confianza de dar un paso para eliminar una práctica insana y dañina, tanto a nivel personal como para la ciudad.