Ourense

Previsiones al alza resienten la financiación de 43 concellos ourensanos

Ourense

ECONOMÍA

Previsiones al alza resienten la financiación de 43 concellos ourensanos

Hacienda repartió en 2017 dos millones más de lo debido, que no se compensa con la subida de este año

Las previsiones al alza de ingresos realizada por el Estado en 2017 resienten la financiación de las entidades locales de la provincia, que nutren buena parte de sus recursos de los pagos que mensualmente les transfiere el Ministerio de Hacienda en función de diferentes criterios, variando para las diputaciones y municipios de más de 75.000 habitantes (la parte proporcional de tributos como el IRPF, IVA o Hidrocarburos y el Fondo Complementario de Financiación) y para el resto de ayuntamientos (por factores como la población o el esfuerzo fiscal).

En el caso de 43 municipios ourensanos, estos ven como deberán reintegrar dinero a Hacienda al no compensar la actualización realizada por el Gobierno central en el presente ejercicio mediante un Real Decreto los fondos que tendrán que devolver por una liquidación negativa de 2017.

Sobre los datos ya confirmados de hace dos ejercicios, los datos son muy negativos para las entidades locales ourensanas, que en su conjunto arrojan un déficit de dos millones, ya que hasta un total de 61 municipios tendrán que reintegrar fondos a Hacienda, algo que sin embargo no preocupa a los alcaldes, ya que como destaca el expresidente de la Fegamp Alfredo García, esas cantidades se deben abonar en un plazo de 10 años, detrayéndose de las entregas a cuenta que abona mensualmente el Gobierno central, para que no suponga un lastre para las economías municipales.

En el ranking de ayuntamientos, la ciudad de Ourense está en cabeza, al tener que reintregar más de 961.000. Le siguen Verín y Pereiro de Aguiar, con 145.000 y 92.369 euros respectivamente. Hay casos, por el contrario, como los de Pontedeva, Padrenda y A Gudiña, en los que el desfase oscila entre los 277 y los 132 euros.

Por el contrario, en 31 concellos la liquidación arroja un saldo positivo para ellos, destacando los casos de Coles (32.640 euros a su favor), San Cibrao, Cualedro, A Peroxa, Castrelo de Miño, Avión, Baños de Molgas y Castro Caldelas, todos ellos por encima de los 10.000 euros.


Actualización


El panorama es muy diferente en el presente año, ya que recientemente el Gobierno validaba un Real Decreto por el que actualizaba las entregas a cuenta de los concellos, que a principios de año vieron congeladas las aportaciones al prorrogarse los presupuestos.

Esa maniobra del Ejecutivo supuso un ajuste al alza en las previsiones de ingresos para este ejercicio, lo que repercutió en una inyección extra para la provincia de 2,3 millones de euros, producto de la mejora que notan 75 ayuntamientos, que en las mensualidades de noviembre y diciembre recibirán una cantidad a mayores de la prevista a principios de año, una especie de "aguinaldo" navideño. Así, la ciudad ve incrementada su asignación en 1,3 millones, con Carballiño y Barbadás por encima de los 100.000 euros.

Mientras, Parada de Sil, San Xoán de Río y Chandrexa de Queixa se quedan igual, con 14 ayuntamientos que verán reducida la financiación prevista para este año, con el desfase más alto para Padrenda, de algo más de 5.300 euros. 


Las cuentas de la Diputación presentan saldo positivo


La liquidación del ejercicio de 2017 y la actualización de las entregas a cuenta realizadas por el Ministerio de Hacienda también repercuten en la Diputación, que como entidad local también depende del Gobierno central para cubrir buena parte de sus ingresos.

Atendiendo a los datos de ambos parámetros, se registra un saldo positivo en las cuentas de la institución provincial, ya que pese a sufrir como la mayoría de los concellos ourensanos la necesidad de reintegrar algo más de tres millones por el exceso de optimismo en los ingresos estatales en 2017, la revisión efectuada a mediados de octubre le supondrá percibir este ejercicio casi cuatro millones más de lo esperado.

Así, Hacienda deberá compensar en los dos últimos meses del año la cantidad prevista para el ente ourensano, que finalmente recibirá en 2019 algo más de 97 millones de euros, según los datos publicados por el Gobierno.