Ourense

El primer folleto turístico de Verín

Ourense

GUÍAS DE OURENSE

El primer folleto turístico de Verín

Portada del folleto turístico con verso incluido; y poema a Verin de Manuel Nuñez con el castillo al fondo.
photo_cameraPortada del folleto turístico con verso incluido; y poema a Verin de Manuel Nuñez con el castillo al fondo.
Inexplicablemente, un poco como de pasada, se alude a los balnearios de Sousas, Cabreiroá, Fontenova y Vilaza

En 1950, el Ayuntamiento de Verín, que presidía don Edesio Fuentes, procurador en Cortes y empresario, decide editar el primer folleto turístico de la historia municipal. Se trata de un folleto de 24 páginas, en blanco y negro, de pequeño tamaño y deficiente impresión. Lo encarga a la agencia de publicidad orensana Publicidad Radar, pionera en la provincia y con mucha actividad en esos años. 

La “salutación" del alcalde

Como el Ayuntamiento es quien paga la edición, el folleto comienza con una “salutación” del alcalde, quien aprovecha para pasar lista a los logros de su mandato, lo que convierte el folleto en un documento más propagandístico que turístico. Los logros del señor alcalde eran los siguientes:

-La construcción de la Plaza de Abastos en 1942.

-El edificio de la Aduana en el centro de la villa, inaugurado en 1946.

-La Casa Comarcal, inaugurada en 1950, albergando el Hogar del Productor y una Policlínica.

Don Edesio recuerda además a sus vecinos y a los turistas que durante su mandato se llevó a cabo la repoblación forestal de 5.000 hectaréas (decisión estatal…). Y por si esto fuera poco, la autoridad municipal anuncia que pronto se construirán cincuenta viviendas con el nombre de Santa María la Mayor y el esperado ramal del ferrocarril a la frontera. Esto último tendría importante repercusión para la deseada afluencia de turistas portugueses a la villa. Se trata de un proyecto de 1890 que nunca se hizo realidad. 

El folleto incluye artículos cortos sin firma sobre el paisaje de la comarca, los escudos de la villa, las leyendas, el Cristo de las Batallas, la historia local, la primera imprenta de Galicia -que muchos historiadores sitúan en Verín- y la importancia que el Colegio de los Jesuitas tuvo en la villa desde el siglo XVI. También se destaca el adoquinado de las siguientes calles: De la Cruz, Espada, Mayor y avenida de España, que forman “el Verín moderno”. Inexplicablemente, un poco como de pasada, se alude a los balnearios de Sousas, Cabreiroá, Fontenova y Vilaza, focos de atracción turística en la historia de Verín. 

El folleto acaba con un saludo “os portugueses irmáns” y se pide a los verinenses que difundan el folleto sin especificar por dónde.

En el próximo número, "Guía del monasterio de Oseira", de 1960