Ourense

Los productos estrella de la Navidad, a la baja en la Plaza de Abastos

Ourense

Los productos estrella de la Navidad, a la baja en la Plaza de Abastos

Martiño Pinal
photo_camera Ambiente de compras ayer en la Plaza de Abastos. (Foto: Martiño Pinal)
Los placeros manejan este año precios más asequibles, aunque auguran subidas en los próximos días

A falta de dos semanas para Navidad, los preparativos para las comidas festivas ya están en marcha. Desde principios de mes, los ourensanos se han dejado caer por la Plaza de Abastos para comprar los mejores productos, en un año en el que los protagonistas de estas fechas están más baratos que en las pasadas navidades. 

Los productos estrella como el marisco o el cordero siguen siendo los más demandados, pese a las dudas de cuántas personas podrán acudir a estas reuniones familiares. En el caso de las carnicerías, hasta el momento no notan variaciones en el precio, aunque sí puede subir "un euro e algo" en las próximas dos semanas. En su caso, la venta para estos días es de cordero o cabrito y oscilan entre los 9,90 y 12,95 euros el kilo. "Polo momento estanse mantendo igual, sen cambios", afirman desde el puesto de Industrias Rebollo.

Pese a la estabilidad, el coste es inferior frente al de 2019 y esos es algo que los placeros ya notan, cuando rondaban entre los 13 y 17 euros el kilo. "Está a un precio moito máis inferior, o que non sabemos é se cambiará nestas dúas semanas", comentan en la carnicería O Pazo. Ninguno descarta leves incrementos conforme la fecha se vaya acercando, por lo que pueden subir hasta el 24 de diciembre. "Nos últimos días sempre cambia algo, pero pouca cousa", apuntan desde Industrias Rebollo. Las carnicerías vaticinan un encarecimiento posible de hasta 1,5 euros.

El cordero, procedente en su mayoría de Castilla, dependerá del coste que se fije allí, junto a una mercancía más reducida que en otras épocas: "Eu fixen un cálculo da metade do ano pasado e que suba ou non, dependerá da demanda que haxa, aídna que non auguro prezos desorbitados", señalan en O Pazo.

Efecto de los temporales

Los últimos temporales Dora y Ernest dejaron efectos también en los precios de los productos del mar, que incrementan su precio. "Está subiendo cada semana y el mal tiempo de los últimos días no ayudan a que bajen", destacan en Pescados Paulino. En el caso del centollo de la ría hembra, que en 2019 costaba entre 45 y 50 euros, se está vendiendo en este puesto de la Plaza a 35 euros el kilo. "La pasada Navidad, por estas fechas, ya se estaba cobrando más caro", indican. La demanda, aunque la reuniones tengan un límite por casa, existe y determinará la evolución de su coste en las próximas semanas. 

Otro productos más demandados por estas fechas como las uvas o la coliflor, por el momento no varían su precio. "No noso caso o prezo pode subir nos días próximos á Nadal, porque o que vendemos  cómprase nos últimos días", explican en Cimadevila. En el caso de la Huerta de Meló recuerdan que en 2019 llegaron a poner en oferta tanto estos productos tan demandados. "De momento non cambiou nada, co prezo da tempada como no caso das uvas a 2,5", explican en la Huerta de Meló. En este puesto de la plaza creen que la variación en el coste de sus productos es escasa porque "hainos todo o ano e non escasean". En el caso de la coriflor resaltan que puede llegar a estar más cara en verano que ahora, "porque non é o seu tempo". 

El volumen de las ventas disminuye a causa de las restricciones

La limitación del número de personas que podrán participar en las reuniones familiares de esta Navidad, que pueden oscilar entre las seis o diez a espera de una decisión definitiva, también afecta a las compras en la Plaza de Abastos desde principios de mes. "A verdade é que estamos vendendo, dinche que lle poñas a metade  porque son menos na casa, pero levan igual", cuentan en Industrias Rebollo. Esto repercute en que la venta se divida, porque el resto de comensales que estarían invitados preparan sus comidas en sus hogares.  Las cantidades "non son tan grandes", pero sí más repartidas.  "Os clientes seguen vindo, pero non é o mogollón doutras veces nestas datas", opinan en O Pazo. Las cenas en restaurantes, que reabrieron hace una semana, también están en el aire y repercute en ellos también: "A restauración está baixo mínimos e a xente non se vai poder mover moito dende outros sitios e todo iso afecta", comentan desde este último puesto. En  Pescados Paulino confían en que algunos clientes opten por productos de mayor calidad en este año con menos comensales en cada hogar.  "Creo que serán más compras las que tengamos, aunque de menos dinero cada una y que apuesten por un mejor producto", vaticinan. Por el momento no notan una elevada presencia de clientes, que esperan para la semana del 25 de diciembre.