Ourense

La prórroga de los ERTE, un alivio para 3.700 ourensanos

Ourense

Economía

La prórroga de los ERTE, un alivio para 3.700 ourensanos

photo_camera La hostelería, uno de los sectores más castigados por la reducción de empleo. (FOTO: Miguel Ángel)
La extensión a mayo de la protección laboral deja "una sensación agridulce" a los empresarios

La prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) vinculados a la pandemia amplía al 31 de mayo este sistema de protección. Cierto alivio se percibe también en Ourense. "Esperemos que, llegado ese día, la situación pandémica nos permita hablar ya de recuperación y de reconstrucción, y gran parte de la población esté ya vacunada", dice la Confederación Empresarial de Ourense (CEO). Pero no deja de ser un deseo. De momento la situación económica es muy débil y cualquier hipótesis de recuperación es complicada. David Martínez, presidente de los empresarios autónomos de Ourense, cree que "en esta situación, pensar más allá de un mes es una temeridad".

La incertidumbre es el territorio de las empresas y trabajadores, mitigada por el reciente acuerdo entre Gobierno, empresarios y sindicados, que en Ourense afecta a 3.755 personas. A falta de los datos de enero —que se conocerán a comienzos de febrero— 1.724 hombres y 2.031 mujeres de la provincia saben que seguirán con ese sistema de protección. 

"De los grandes aciertos que se tomaron con el primer estado de alarma, en marzo pasado, ha sido el ERTE", explica Patricio Sánchez, profesor de Economía Financiera de la Universidad de Vigo. Nadie duda que de no aplicarse en estos diez meses, el empleo destruido sería mucho mayor y gran parte de las empresas estarían hoy cerradas.

Los máximos

La curva de ERTE creció exponencialmente desde marzo del 2020. Un mes después, a finales de abril, la cifra era ya de 17.755 ourensanos. La desescalada de mayo y la recuperación paulatina de las actividades permitió reducir la cifra entonces a 13.873 empleados. Los datos seguirían bajando en los meses de verano y primeros compases del otoño. En noviembre había 3.181 trabajadores incluidos, pero las restricciones a la movilidad y las condiciones impuestas a la hostelería supuso que a 31 de diciembre la cifra volviese a subir hasta los 3.755. 

El temor a que el año arranque con nuevos ERTE es un hecho, dadas las cifras de propagación del virus. La prórroga de los expedientes es un mal menor, como indican algunas fuentes. David Martínez cree que "desgraciadamente es una patada hacia adelante, son necesarios porque sino sería imposible subsistir". 

Un mal necesario

En una línea similar, la CEO experimenta "una sensación agridulce porque lamentamos que esta prórroga sea tan necesaria precisamente por las circunstancias que atravesamos y los niveles de contagio y restricciones que hay ahora mismo". 

Por lo tanto, un mal necesario aunque "nada nos gustaría más que la situación económica y de la pandemia fuese tal que permitiese ya la completa recuperación de todos los trabajadores que están en ERTE". 

Pronto hará un año del primer estado de alarma y la patronal dice que se "entristece" porque "la situación sea todavía de incertidumbre y las expectativas apunten a meses difíciles a partir de ahora".

Ayudas

La mayoría de los sectores están pidiendo ayudas directas para paliar la situación, entre ellos los relacionados con la hostelería, comercio o turismo. El debate sobre los criterios de protección se ponen encima de la mesa. Patricio Sánchez ve que "sin este tipo de estímulos muchas empresas se pueden quedar por el camino", aunque asume que "desde el sector público no se puede llegar a todos los lugares, de ahí que sean necesarios criterios técnicos muy claros y rigurosos para conceder las ayudas".

David Martínez, presidente de los autónomos de Ourense ve "peligroso" tener que mantener el empleo durante seis meses como consecuencia de un ERTE, "lo que nos puede llevar a muchos autónomos y empresas a un concurso de acreedores". Sostiene que lo importante es "centrarse en medidas de recuperación, que regeneren el consumo, y yo las echo en falta".

La CEO también respalda las ayudas a los sectores afectados porque "muchos están siendo castigados y ahora más que nunca son necesarios más planes de ayuda para dar protección a autónomos y pymes que se están viendo afectados tanto por las limitaciones de aforo en sus negocios como de movilidad de la población en general".

Mientras, la actividad es renqueante y empresas y trabajadores se aferran a la red del ETE para no ir al precipicio del despido y el cierre. 

“Posibilita que las empresas se puedan mantener"

Los sindicatos UGT y Comisiones Obreras ven positivo el acuerdo que permite extender los expedientes hasta mayo. Ambas organizaciones en Ourense han distribuido un documento conjunto en el que aprecian como "el nuevo pacto mantiene importantes avances sociales, como el contador a cero en la prestación por desempleo hasta 2022". De la misma manera, ven útil "la imposibilidad de despedir en los seis primeros meses de que finalice el ERTE", así como "la ampliación de las exoneraciones y el mantenimiento de la cuantía de las prestaciones". CC.OO y UGT valoran muy positivamente el pacto con los empresarios porque "posibilita que las empresas se mantengan, se preserve el empleo y la economía no retroceda más". Las organizaciones empresariales mayoritarias también ponen en valor el modelo de los ERTE "como mecanismo de flexibilidad que evita acudir al despido como fórmula de ajuste" y considera que este acuerdo "es muy importante para nuestro país, como se ha demostrado desde el inicio de la pandemia".