Ourense

Las protectoras alertan de que los abandonos crecerán tras la crisis

Ourense

ANIMALES

Las protectoras alertan de que los abandonos crecerán tras la crisis

"No está prohibido dar animales en adopción en estos momentos, pero las protectoras, por miedo a la polémica del supuesto alquiler de perros, han limitado las adopciones, señalan desde Libera Galicia

La situación de alarma sanitaria actual no tiene precedente en el país, y tampoco en materia de protección animal. Algunas protectoras han optado por restringir el acceso de voluntarios, así como las adopciones, cumpliéndose tan sólo aquellas que ya estaban apalabradas antes de iniciarse este estado excepcional. "No está prohibido dar animales en adopción en estos momentos, pero las protectoras, por miedo a la polémica del supuesto alquiler de perros, han limitado las adopciones. También muchas se han cerrado al público por la situación que se vive", cuenta Rubén Pérez, portavoz de Libera Galicia. Por este motivo, muchos perros llevan días sin salir de sus caniles. "No hay prohibición de cerrarlas, lo que sí es necesario es tener un certificado por si las autoridades lo necesitan. Se permite hacer traslados de pienso, llevar a los animales al veterinario o continuar con los paseos con medidas de protección", matiza Pérez.

Por la red, bulos, pero también conductas poco recomendables con los animales de compañía -se han visto perros colgados desde balcones, con peligro de que puedan soltarse y fallecer o romperse las patas- y otros han sido abandonados ante el miedo a que puedan padecer y contagiar coronavirus. En este último punto, Rubén Pérez, de Libera Galicia, recuerda: "La Organización Mundial de la Salud afirma que los animales domésticos no padecen ni transmiten este tipo de virus. No hay una evidencia científica". 

Las protectoras ourensanas no observan un repunte de abandonos en estos momentos pero miran con temor el fin del confinamiento, pues esgrimen que no hay tantos abandonos porque no se puede salir a la calle. 

En la ciudad, Progape se mantiene con la actividad reducida desde la pasada semana al cuidado, limpieza y alimentación de los animales. "Tenemos las adopciones paradas y tampoco estamos haciendo los paseos con voluntarios, porque no podemos juntar a tanta gente", explica Area Cid, presidenta de la entidad. Aunque por el momento no perciben el aumento de abandonos -el número de perros que recogen es inferior al habitual-, auguran un futuro poco alentador. "Cuando pase todo sí creemos que va a haber un repunte. Los dueños volverán a su rutina y los perros se quedarán solos y nerviosos tras la separación, y creará conflicto", apunta.

En Verín, Veves Gascón, presidenta de Proanimales, no pone paños calientes a la situación: "Todos los abandonos que no se están produciendo ahora, vendrán después todos juntos". En esta protectora los paseos callejeros han quedado suspendidos -aunque se continúa atendiendo a los perros-. "Aunque no estén prohibidos, hay que ser consecuentes. Si nos están diciendo que nos quedemos en casa, que no salgamos nada más que lo imprescindible... Tú cuando promueves un paseo en una protectora tienes que poner a los perros correas y arneses y dárselas de tu mano a otras personas voluntarias y después recogérselas. Hay que acercarse bastante, por lo que al final es un contacto directo", apunta Gascón. La responsable de la protectora habla también de la crisis económica que se vivirá después en Proanimales Verín a causa de la suspensión de eventos como las ferias o comidas que celebran cada año para poder financiar su actividad.


Preocupación por las colonias felinas


En relación a las colonias de gatos de la ciudad de Ourense, en Progape también esperan una situación difícil una vez se termine el confinamiento generalizado: "Ahora es el tiempo de cría, y sin poder ir a hacer control, cuando se acabe el confinamiento vamos a encontrarnos con muchos gatos en la calle". Otro de los aspectos negativos para los gatos lo apunta Lorenzo Abelaira, de la protectora Patrulla Felina de O Barco, quien explica que las donaciones de pienso se han mermado considerablemente. No obstante, mantiene que continuarán esforzándose para alimentar a los felinos. "En principio no hay problema para acudir a hacerlo. El otro día le paró a mi compañera la Policía, pero si explicas que vas al refugio no hay ningún problema".

Más en Ourense