Ourense

La provincia, en un bienio clave para apuntalar una docena de proyectos

Ourense

INFRAESTRUCTURAS

La provincia, en un bienio clave para apuntalar una docena de proyectos

Los trabajos para finalizar las obras del AVE, en su última fase (JOSÉ PAZ)
photo_cameraLos trabajos para finalizar las obras del AVE, en su última fase (JOSÉ PAZ)
Las administraciones tienen comprometidas inversiones en infraestructuras o equipamientos por unos 775 millones

La provincia de Ourense se encuentra inmersa en un bienio clave (2019-2020) para apuntalar hasta una decena de proyectos que se presumen estratégicos para el desarrollo del territorio, infraestructuras y equipamientos que se encuentran en diferentes fases de ejecución y que conjuntamente suman una inversión de aproximadamente 775 millones en la que deben participar todas las administraciones.

La "joya de la corona" de estas actuaciones es la alta velocidad ferroviaria, con las obras para culminar el trazado en sus últimos meses de vida tras una larga odisea, pero también actuaciones complementarias al AVE como la estación intermodal o la variante exterior están en cartera. En materia de carreteras, también hay deudas pendientes por saldar con nuevas circunvalaciones o el impulso de las autovías a Lugo y Ponferrada, mientras que en el apartado cultural o sociosanitario también hay compromisos adquiridos.


En marcha


Con un 93% del presupuesto ejecutado, según datos del Gobierno central, apenas restan por invertir unos 300 millones de algo más de 4.100 para hacer realidad el AVE de Ourense a Madrid. Queda trabajo por hacer y las obras, si no surge nada extraño, deberían culminarse en las primeras semanas de 2020 para, a continuación, poder comenzar las pruebas de seguridad para la puesta en servicio comercial.

Mientras avanzan estas obras, Fomento y la Xunta deben avanzar en el proyecto de estación intermodal del barrio de A Ponte, cuya primera fase ya está en marcha para poder inaugurarse el próximo año la terminal de autobuses y el aparcamiento subterráneo, con un presupuesto conjunto de nueve millones.

En fechas similares debería abrirse al tráfico el vial de 4,5 kilómetros entre la A-52 y la N-525 que facilitará el acceso al Polígono de San Cibrao, una carretera de titularidad autonómica a la que la Xunta destina unos 16 millones.

Antes, este mismo otoño, el Ministerio de Cultura tendría que poner a disposición de la Xunta la Biblioteca y el Archivo Provincial de San Francisco, dando carpetazo así a casi dos décadas de problemas con esta actuación, que ha requerido una inversión superior a los 20 millones.


Adjudicadas


Si nada se tuerce, maquinaria y operarios serán ya una realidad en las próximas semanas para llevar adelante proyectos largamente demandados en la provincia. Se trata de la reforma integral del Museo Arqueolóxico de Ourense, una actuación en la que se invertirán 9,2 millones y que solo está pendiente de la firma del contrato con Copasa.

Con el concurso también en vías de resolución está la circunvalación de O Barco, una infraestructura que unirá la N-120 y la N-536 y que supondrá un alivio para la villa barquense, que podrá desviar el tráfico sin que pase por el casco urbano. Licitada por más de 60 millones, será adjudicada por unos 50.

También en vías de desbloqueo está el procedimiento del Concello de Ourense para reformar la Plaza de Abastos, una obra que el nuevo gobierno se resiste a blindar si no se mantiene la subvención estatal, a priori garantizada, y se renegocian las condiciones con los placeros. Con todo, la decisión no se demorará más allá de septiembre u octubre, con la empresa Acciona ya perfilada como adjudicataria por 4,5 millones.


Licitación anunciada


El último cuatrimestre del año, según se ha dicho desde Gobierno central, Xunta y Diputación, debe ser clave en el desbloqueo de diversas infraestructuras para que puedan estar en obras en 2020. Las más ambiciosas están en manos de Fomento, que se ha comprometido a sacar a concurso el primer tramo de la variante exterior del AVE entre Taboadela y Seixalbo (132 millones) o la remodelación de la actual estación de tren del Empalme y las actuaciones de permeabilidad entre barrios (105 millones). Mientras, en materia de carreteras tampoco hay obstáculos para licitar la anhelada circunvalación norte en su recorrido entre Eirasvedras y Quintela (30 millones), clave para desbloquear el bulevar termal.

Mientras, la Xunta también tiene deberes para los últimos meses del presente año. La Consellería de Sanidade debe tener en ese momento sobre la mesa el proyecto para reanudar la ampliación del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, que conllevará un nuevo bloque entre el edificio de hospitalización y el Materno-Infantil y la mejora de este último.

En el área de Política Social, con los terrenos ya a su disposición en Barrocás y O Vinteún, el Gobierno gallego se ha comprometido a construir el centro de atención a personas con diversidad funcional mayores de 21 años (5,5 millones) y una nueva residencia para la tercera edad (9 millones).

Por último, la colaboración entre Xunta y Diputación, que promovió el proyecto al no fructificar en Vigo, hará realidad en septiembre de 2020 el Centro Galego de Innovación na Formación Profesional tras invertir 10 millones en la rehabilitación de la antigua escuela hogar de Mariñamansa.


Encauzar otras demandas, también en la agenda política


Mientras que hay una docena de proyectos encauzados, los diferentes gobiernos tienen en su agenda también otras actuaciones que deben encauzar para hacer realidad sus compromisos.

La autovía A-76 y sus tramos valdeorreses, especialmente A Veiga de Cascallá-O Barco, completar la circunvalación este de la ciudad entre Benposta y la N-525, proyecto que la Xunta avanzó hace meses que saldría a exposición pública, la siguiente fase del plan director del CHUO en el Cristal y el Santa María Nai o el parque acuático de Monterrei, ejemplos de proyectos en cartera.


Proyectos en marcha


- Biblioteca Pública y Archivo, en otoño: tras fraguar la idea a finales del siglo XX y las obras sufrir infinidad de imprevistos, la apertura del complejo cultural de San Francisco, solo pendiente del equipamiento y traslado de documentación, debería ser una realidad en el próximo otoño.

- El vial Polígono-A52, en menos de un año: avanzando al ritmo previsto, el vial entre la A-52 y el Polígono, una petición de los empresarios para mejorar la competitividad, deberá estar preparado para abrirse al tráfico en junio de 2020, dos años después del inicio de los trabajos.


Próximo inicio


- La salida del túnel en el Arqueolóxico: tras cerrar en 2002 las puertas para su reforma, el trabajo técnico en el Concello y la licitación el pasado mes de febrero, culminada con la adjudicación reciente, dejan solo a expensas de la firma del contrato el inicio de obra, con un plazo de 30 meses.

- O Barco espera por su circunvalación: la Dirección General de Carreteras, conocedora ya de todas las ofertas, debe proceder a la adjudicación de la obra para que pueda comenzar durante este año. El  proyecto, incluido en la A-76, mejorará también el tráfico en el casco urbano de O Barco.


Licitación pendiente


- Nueva fase en la mejora del CHUO: el Sergas ha encargado ya la redacción del proyecto para construir un nuevo edificio y reformar el Materno-Infantil, actuación que comenzará a lo largo del próximo año y que requerirá una inversión de 64 millones. Da continuidad al plan director.

- Centro de referencia para impulsar la FP: Diputación y Xunta cofinancian al 50% un equipamiento que se presume clave para el impulso de la Formación Profesional como alternativa de futuro para los jóvenes. El proyecto permitirá recuperar unas instalaciones como las de la antigua Escuela Hogar.