Ourense

La provincia cierra julio sin incendios y con planes de prevención avanzados

Ourense

incendios | ourense

La provincia cierra julio sin incendios y con planes de prevención avanzados

Un conato de incendio movilizó en la tarde de ayer a dos unidades de los Bomberos, en la parte baja del Botánico de Montelagre, entre la Plaza 500 y A Inmaculada. Fue extinguido con rapidez.
photo_cameraUn conato de incendio movilizó en la tarde de ayer a dos unidades de los Bomberos, en la parte baja del Botánico de Montelagre, entre la Plaza 500 y A Inmaculada. Fue extinguido con rapidez.
Ourense registró apenas una decena de conatos, pero encara agosto con brigadas municipales y limpieza de franjas a medias

El mes de julio se cierra en la provincia de Ourense de forma positiva en materia de incendios forestales, ya que se concluye prácticamente sin monte calcinado, una situación a la que ha ayudado una meterología inestable en el segundo julio más lluvioso del siglo. Esto ayuda a mitigar el mal arranque de 2019. De hecho, el pasado invierno se quemaron más hectáreas que en todo el año pasado, sobrepasando las 1.230 de entonces, y se llegaron a suspender los permisos para realizar quemas agrícolas.

La cifra de hectáreas quemadas apenas ha variado, a la espera de la llegada de agosto, tradicionalmente uno de los más activos, junto a septiembre, y momento en el que estarán por fin disponibles todas las brigadas incluidas en el Plan de prevención e defensa contra os incendios forestais (Pladiga), aunque algunas llegarán con retraso.

En julio, apenas se registraró una decena de conatos: un incendio que calcinó 0,58 hectáreas en Mourazos (Verín) el día 2; un conato en Montelagre (Ourense), el día 3; otro en Montes (Cualedro), día 7; dos conatos en Pepín (Castrelo do Val) e Infesta (Monterrei), día 8; en Covadonga (Ourense), el 10; y otros pequeños fuegos en días sucesivos en Maceda, A Gudiña o Muíños.

Este verano también ha comenzado con luces y sombras en lo que a la prevención se refiere. Se ha conseguido un hito histórico y dar un paso de gigante que ayudará por fin a hacer frente a la limpieza de las denominadas franjas secundarias, para proteger las casas de potenciales incendios: la creación de planes de prevención municipales.. Cada vez más concellos aprueban el suyo. El objetivo es que antes del verano de 2020 lo tengan todos los concellos, empezando por los 15 que tienen parroquias de alta actividad incendiaria, que fueron los primeros en recibirlos. Poco a poco, Medio Rural ha comenzado a enviar estos proyectos elaborados por la empresa pública Seaga los distintos ayuntamientos, que deben aprobarlos en pleno municipal, como ayer mismo ocurrió en Taboadela.

Ya tienen su plan –donde todos los vecinos e interesados pueden visualizar qué parcelas deben ser limpiadas– aprobado en pleno Coles, Leiro, Padrenda, Carballeda de Avia, Rubiá, Punxín, Laza, Vilamartín, Entrimo, Oímbra, Vilar de Barrio. Otros, los someterán en breve a votación. 


Las notificaciones a los vecinos no cesan


Los concellos siguen realizando notificaciones a los propietarios que incumplen la obligación de limpiar cuando son denunciados por otros vecinos o por agentes de la autoridad. "Intentamos ponernos en contacto con los vecinos que tienen que limpiar para que lo haga y en caso de que haya una denuncia se notifica", explica Álvaro Vila, regidor de Taboadela. En algunos concellos ya tienen constancia de que a los vecinos les ha empezado a llegar alguna notificación de sanción por parte de la Consellería de Medio Rural. Se trata de aquellos con parcelas en suelo rústico y en las denominadas franjas secundarias –cercanas a viviendas– que incumplieron el plazo del 31 de mayo. 

 

De momento, el procedimiento tiene el hándicap de que debe haber una denuncia previa, que bien debe hacer algún agente o vecino o, en su defecto, los concellos, que carecen de personal para hacer esta labor de vigilancia. 


Muchas brigadas de concellos, todavía sin adjudicar


Con julio casi finalizado,  muchos ayuntamientos están aún en proceso de conformación de las brigadas municipales. De hecho, algunos acaban de sacar estas semanas las plazas. A Teixeira sacó aún el 26 de julio la convocatoria; el día 24 era Castrelo de Miño el que sacaba las bases, Boborás lo hacía el día 22, y el 19 de julio lo hicieron A Gudiña o la mancomunidad Conso-Frieiras. 


Los concellos tiran del Diario Oficial de Galicia para avisar a los propietarios


La proliferación de parcelas de propietario desconocido obliga a los concellos a tomar parte. La modificación de la Xunta que permite a los concellos realizar la ejecución subsidiaria de las limpiezas en las fincas de propietarios, previa notificación, ya hace que los concellos ourensanos se muevan.  Cuando los propietarios no reacciones, los ayuntamientos pueden ejercer la limpieza previa publicación de la notificación en el Diario Oficial de Galicia. 

Algo que ya han hecho desde el pasado 31 de mayo, al menos tres concellos ourensanos. El último, Nogueira de Ramuín, que el pasado 22 de julio publicaba la notificación instar a que el propietario de una parcela para que "proceda á  xestión da biomasa", ante la "imposibilidade" de encontrarlo.  El procedimiento puede llevar a la incorporación de los terrenos al Banco de Terras hasta que aparezca el propietario.

También Celanova ha hecho el requerimiento hasta en tres ocasiones durante los últimos meses ante dos parcelas de dueño desconocido y otro con el que fue imposible contactar. 

También San Cibrao das Viñas publicó en junio en el DOG cinco notificaciones para propietarios que no puedieron ser contactados, informando de la posibilidad de"realizar a execución subsidiaria ou ben forzosa, mediante a imposición de multas coercitiva se de que están obrigados a facilitar o necesario acceso para a realización dos traballos de xestión de biomasa".

Más en Ourense