Ourense

La provincia se mantiene paralizada, aún a la espera del pico de contagios

Ourense

La provincia se mantiene paralizada, aún a la espera del pico de contagios

Las residencias de mayores extreman la precaución, mientras el centro San Carlos de Celanova presenta su segundo positivo

La provincia ourensana continúa sumando nuevos casos de personas afectadas por coronavirus, mientras que todavía se espera el pico de contagios de la enfermedad durante los próximos días, tal y como auguran las autoridades sanitarias del país. El número de positivos se incrementó durante la jornada de ayer en un 17% –con los datos oficiales actualizados el viernes a las 18,00 horas–, con 75 casos detectados en la provincia  y una fallecida.

La mayoría de los pacientes se encuentra en régimen domiciliario –61–, mientras que 13 permanecen ingresados –12 en el Complexo Hospitalario de Ourense y uno en el Hospital Comarcal de Valdeorras, todos bajo el seguimiento de la Unidad de Enfermedades Infecciosas–. Por el momento, solo un afectado ha sido trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), en donde continúa "estable" dentro de la gravedad por cuarto día consecutivo, según fuentes del Sergas. 

La residencia San Carlos de Celanova continúa alerta, ya que a última hora de ayer se conocía el positivo de otra usuaria –la primera, de 93 años y con patologías previas, fallecía el viernes–. La afectada se encuentra ingresada en el CHUO. Tres trabajadoras del geriátrico permanecen en cuarentena en casa por presentar síntomas, y 13 usuarios permanecen a la espera de la realización del test del COVID-19, tal y como apuntan fuentes próximas al centro.

Mientras, el punto de recogida de muestras de posibles contagiados habilitado en el CHUO el pasado jueves continúa a pleno rendimiento. El Sergas recuerda que solo se puede acudir en caso de haber sido requerido por los sanitarios después de una primera valoración de los síntomas a través del teléfono. La persona debe acudir en su vehículo, donde los profesionales le extraen la muestra, sin salir del turismo en ningún momento.


Dudas


Las instalaciones del PAC de la ciudad centralizan durante las mañanas de este fin de semana las consultas de urgencia de adultos de los centros médicos de Ourense, Barbadás, Nogueira de Ramuín y San Cibrao das Viñas. Para atención pediátrica, los profesionales de guardia se encuentran en horario de mañana también en el centro de salud Nóvoa Santos. 

El equipo desplazado al PAC –cuatro médicos, cinco enfermeros y dos administrativos– atendió un número total de pacientes "un pouco" superior que el de un fin de semana habitual. "Hai máis consultas, sobre todo polas circunstancias que estamos vivindo. Moita xente chama con dudas sobre os síntomas, porque o certo é que o cadro catarral ou gripal é similar ao do COVID-19", apunta Gabriel González, médico de familia de Barbadás. 

Según asegura el profesional, desde el inicio de la crisis sanitaria, muchos son los ourensanos que deciden realizar las consultas vía telefónica, una recomendación de las autoridades sanitarias. "A xente está respondendo moi ben, e nós, aínda que sexa por teléfono, deixámoslle claro que non están sós ante esta situación", añade el sanitario.


Colaboración


La delegación territorial de la Xunta en Ourense acogió ayer la constitución de un Posto de Mando Avanzado (PMA), encargado de coordinar todas las acciones en la provincia mientras continúe el estado de alarma. 

El objetivo del comité –presidido por Marisol Díaz Mouteira, delegada territorial, y del que forman parte representantes de las jefaturas territoriales, emergencias y de la policía autonómica– es el de centralizar las necesidades e incidencias de los municipios, así como dar respuesta rápida a sus dudas.

La escasez de material sanitario de prevención de contagios (mascarillas adecuadas, gel desinfectante, alcohol o guantes) preocupa a numerosas entidades, desde residencias de la tercera edad –en la provincia hay un total de 84– hasta empresas. El PMA ourensano se encargará de recibir las distintas peticiones de la provincia y de distribuir el material a los municipios, de acuerdo con las necesidades e instrucciones establecidas por el Centro de Coordinación Operativo Integrado (Cecopi). 

El Ministerio de Sanidad comenzó ayer la distribución de material sanitario en las diversas comunidades –la Consellería de Sanidade reclamaba el viernes más celeridad para cubrir la necesidad de profesionales de geriátricos y atención a domicilio–.


Una autovía fantasma


La A-52 mostraba ayer un aspecto fantasmagórico a lo largo de toda la provincia, una estampa inusual para una jornada de sábado tras un festivo. El tráfico rodado se limitó durante toda la jornada a camiones dedicados al transporte de mercancías y a contados vehículos particulares. 

Desde la Guardia Civil recuerdan la importancia de respetar las limitaciones de los traslados, mientras, a pie de carretera, numerosos agentes se encargan de comprobar las razones de los desplazamientos de los conductores. Un hombre fue detenido estos días por negarse a regresar a su domicilio después de que la Guardia Civil lo interceptase en su vehículo. 


Goteo de Ertes


Continúa el goteo de ERTES en la provincia ourensana, al que ayer se sumaba la empresa Finsa, que pactó expedientes de regulación temporal de empleo para sus cuatro fábricas de Galicia, entre ellas, la del Polígono de San Cibrao das Viñas.

 Las empresas de primera necesidad, como Coren, continúa desarrollando su actividad con normalidad, aunque aseguran una pequeña caída debido al cierre de negocios de restauración. 

El goteo de ertes continúa en la provincia. La última empresa en sumarse, Finsa, en su fábrica de San Cibrao das Viñas

La Confederación Empresarial de Ourense intensifica el apoyo a sus asociados para dar respuesta a las dudas de las empresas respecto a la crisis sanitaria del coronavirus. La entidad se encarga de elaborar informes específicos para cada sector, con las medidas que deban tomar y las posibles líneas de ayuda de las instituciones públicas. 


Comercio


El pequeño comercio de la provincia se mantiene en vilo ante el cierre de establecimientos de la provincia, mientras las tiendas de alimentación, farmacias, estancos y quioscos permanecen abiertos. Desde la Plaza de Abastos recalcan el "gran trabajo" de productores y placeros, que estos días continúan con su labor e intensifican la prevención. 

El mercado destaca las medidas higiénicas de los trabajadores, que desde hace semanas colocaron dispensadores de gel desinfectante para evitar la propagación de contagios, tanto entre ellos como entre los clientes. Los placeros piden la colaboración de las autoridades municipales, a las que acusan de apoyar a las grandes superficies: "Algunos clientes nos han asegurado que la Policía estaba desviándolos a los supermercados, donde se vivieron días de gran aglomeración, mientras la Plaza ha mantenido su afluencia normal". 


Instituciones


Los distintos municipios de la provincia se esfuerzan estos días por dar respuesta a las necesidades de la población. El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, acudirá cada mañana a su despacho del edificio consistorial para atender las demandas más urgentes, tanto solo como en compañía del resto de su equipo. 

La Diputación realizará este martes la primera reunión de un comité encabezado por Manuel Baltar, presidente provincial, para comenzar a planificar la salida económica de la provincia después de que termine el estado de alarma.