Ourense

PSOE y BNG insisten en que la Diputación cambie el reparto de los fondos

Ourense

POLÍTICA

PSOE y BNG insisten en que la Diputación cambie el reparto de los fondos

Ambas formaciones ponen el foco en DO, que defendía el plan único

Nuevo ciclo en la Diputación, pero la oposición mantiene vivas viejas demandas, que quiere poner encima de la mesa del gobierno encabezado por Manuel Baltar desde el minuto uno del mandato. Tanto el PSOE como el BNG sacaron este jueves a relucir su exigencia de modificar el reparto de fondos públicos en la institución provincial, planteando la instauración de un plan único que reparta parte del presupuesto mediante criterios objetivos fijados por la Fegamp como la población o la dispersión.

El diputado del BNG, Bernardo Varela, compareció este jueves arropado por alcaldes y concejales de su formación para avanzar las líneas maestras de la oposición que ejercerá al gobierno PP-DO, "sendo vixiantes e propositivos na busca de melloras para unha provincia en estado comatoso".

Para tratar de encontrar soluciones a cuestiones como la sangría demográfica, "que sería como se Maceda de golpe desaparecese nun ano", Varela considera "urxente" abordar la modificación del reparto de subvenciones y aportaciones de la Diputación a los concellos, "xa que en setembro terá lugar o pleno para aprobar os orzamentos".

En esta línea, el representante nacionalista puso el foco en Democracia Ourensana, "agardando que esa forza respecte a súa palabra", recordando que en el anterior mandato apoyó esta petición conjunta de la oposición.

Así también se pronunció el portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, que considera un "tema capital" caminar hacia un plan único en Ourense a semejanza de lo que sucede en las otras tres provincias gallegas. Para plantear esto al gobierno provincial, los socialistas impulsan una petición de pleno extraordinario en el que "DO debe decidir se defende a equidade entre todos os veciños, como fixeran no pasado, ou se pasan a ser cooperadores do clientelismo do PP". 


La propuesta, recurrente y controvertida


No es la primera vez que el plan único llega al salón de plenos. Hace algo menos de dos años, también en una sesión extraordinaria solicitada por la oposición, este tema suscitó una intensa polémica que acabó incluso con la reprobación, con los votos del PP, del presidente de la Fegamp y alcalde de O Barco, Alfredo García.

En aquella sesión, los socialistas y nacionalistas exponían argumentos que ahora recuperan, como los "criterios discrecionales, discriminatorios ou caprichosos" para repartir el presupuesto del ente provincial. PSOE y BNG entienden que todos los municipios saldrían beneficiados con el cambio.
El gobierno liderado por Manuel Baltar ha rechazado siempre esta propuesta, esgrimiendo que hay una hoja de ruta propia con una cartera de servicios que incluía diferentes planes de cooperación con los concellos.