Ourense

El PSOE quiere un gobierno en minoría que los demás no ven

Ourense

Política local

El PSOE quiere un gobierno en minoría que los demás no ven

José Araujo, Flora Moure, Miguel Caride, María Dibuja y Luis Seara, antes de su reunión ayer en el Liceo (ÓSCAR PINAL).
photo_camera José Araujo, Flora Moure, Miguel Caride, María Dibuja y Luis Seara, antes de su reunión ayer en el Liceo (ÓSCAR PINAL).
Los socialistas no acudieron a la reunión con Cs, PP, BNG y DO, que reiteraron su apuesta por la alternativa

El PSOE dio plantón ayer al resto de grupos en las negociaciones para articular el gobierno alternativo a Gonzalo Pérez Jácome, apelando a que espera una respuesta del PP. Los socialistas dicen tener su "axenda", que esperan marcar en una reunión de la gestora local esta tarde, y empezar ahí a llevar la iniciativa como fuerza más votada y convocar al resto de partidos. Su estrategia está ya sobre la mesa: gobernar en minoría con apoyos en los temas trascendentales y sacar adelante la moción de censura con un programa de mínimos acordado con el PP. Si eso no funciona, hay otras opciones en el horizonte, incluso hablar con el no adscrito Telmo Ucha, pero nunca el gobierno de concentración que PP o críticos de DO sugieren.

La agenda que quiere marcar el PSOE choca con las intenciones del resto. El PP insiste en que quiere ser "parte de la solución" y niega que los socialistas les hayan propuesto algo en firme, los críticos de DO abogan por un gobierno de concentración "con reparto de áreas", el BNG comparte la visión de un gobierno socialista en minoría y Ciudadanos, también insatisfecho por la incomparecencia de los de Rafael Villarino, les recuerda que para el gobierno del día a día "van necesitar os apoios de todos". 

Los partidos con representación en el Concello, salvo el PSOE, se reunieron convocados por Ciudadanos a la misma hora que Jácome los había citado. Los populares reconocieron que cualquier paso que den deberá contar con el aval del partido en Santiago, aunque, de todas formas señalan que no hay ninguna propuesta formal del PSOE. Flora Moure, portavoz popular, dijo ayer que la ausencia del grupo socialista en la mesa de diálogo "dice todo de lo que ellos quieren". Algo así como que o PSOE en solitario o nada. Pero el PP no parece compartir esa hoja de ruta. Insisten en la necesidad de buscar un "gobierno estable" antes que uno en minoría y resalta los puntos en común: "Todos coincidimos en que el tiempo de Jácome ha terminado". 

José Araújo, de Ciudadanos, promotor de la reunión, volvió a incidir en lo extraoridinario de la situación actual. El objetivo para los naranjas es buscar algo "diferente" a las "fantasías" de Jácome y, aunque respetan la ausencia del PSOE –que creen que obedece a "unha estratexia"–le recuerdan que "para gobernar faille falta o apoio de todos".

Opciones sobre el tablero

El BNG, que acudió tanto a la reunión con Jácome -"porque é o alcalde porque así o quere o PP"- como a la alternativa, aseguró que los nacionalistas son los "únicos" que dicen claro lo que quieren: "Unha moción de censura para desalojar a Jácome e que goberne a forza máis votada". Luis Seara dijo no entender la ausencia a la mesa de diálogo del PSOE y pidió de nuevo a todos los actores que pongan sus cartas sobre la mesa, ya que cree que hay "bastante xogo subterráneo"

Por último, Miguel Caride, representando a los críticos de  DO, apeló al "espírito dos 24" ediles que pudieron la dimisión de Jácome en el pleno del 11 de septiembre y señaló que la solución no puede ser el gobierno en minoría que quiere el PSOE , sino uno de concentración con reparto de áreas y programa estable, porque "un gobierno en minoría é o último que esta cidade precisa".

Un extremo, este último, que el PSOE parece no contemplar.  

Villarino estaba con Jácome mientras el resto se reunía

Mientras el resto hablaba en el Liceo, el portavoz socialista, Rafael Villarino, acudía al Concello a una reunión con Jácome, que se desarrolló en el despacho del city manager –ausente en ese momento–. Según el socialista "só se falou dunha reorganización dos asesores proposta polo PP e que non aceptamos", aseguró Villarino, negando cualquier otro tipo de negociaciones. Lo que sí pudo saber este periódico es que, al igual que Jácome pidió apoyo a Ciudadanos, también ha intentado abrir negociaciones con los socialistas y algunas fuentes señalaron que ayer el actual alcalde habría ofrecido al PSOE la posibilidad de un cogobierno. Villarino, sin embargo, insiste en que la intención del PSOE es clara: gobernar en minoría y que el PP dé el paso: "O PP dixo que elevaría a Santiago a proposta e cando dea resposta faranse as reunións".

Hoy habrá una reunión de la gestora local para marcar el calendario, mientras desde dentro del socialismo siguen surgiendo críticas porque consideran que no es una gestora la que deba decidir: "Es antiestatutario, ilegítimo y políticamente inaceptable".