Ourense

El PSOE suspenderá de militancia al alcalde de Ourense por no dimitir

Ourense

Francisco Rodríguez aplaza la decisión definitiva pese a la insistente presión del BNG y del aparato de su partido

El PSOE suspenderá de militancia al alcalde de Ourense por no dimitir

Vázquez Barquero y Agustín Fernández, tras una reunión ayer en un inmueble municipal. (Foto: MIGUEL ÁNGEL)
Esperaron todo el día pero la renuncia al cargo de alcalde, que Francisco Rodríguez Fernández había anunciado, según fuentes del partido, tanto a Pachi Vázquez, secretario xeral del PSdeG, como a la dirección federal, no se produjo.
Por eso, ya pasadas las once de la noche, la dirección gallega anunciaba en un comunicado público que instará a la ejecutiva federal a 'proceder á suspensión cautelar de militancia' del todavía regidor de la ciudad y del expresidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, Francisco Fernández-Liñares, que fue enviado a prisión por la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes, tras prestar declaración durante más de 10 horas. La suspensión de militancia se decidió en una conversación entre Pablo García, secretario de Organización del PSdeG, y Óscar López, que ocupa mismo cargo en el estamento federal del partido.

El comunicado socialista justifica este acuerdo en el ingreso en prisión de Fernández-Liñares y en la fianza de 6.000 euros impuesta a Francisco Rodríguez por su supuesta implicación en la Operación Pokemon; pero en este último caso la decisión del regidor de Ourense de mantenerse en el cargo, al menos de momento, ha sido determinante, según reconocieron miembros del partido en Galicia.

Esta fue la última noticia de una larguísima jornada en el Concello de Ourense, la primera con el alcalde en libertad provisional bajo fianza, imputado por cohecho y prevaricación; una jornada que el mismo Francisco Rodríguez comenzó dirigiendo un pleno de trámite -el sorteo de las mesas electorales- y en la que firmó la convocatoria de otra sesión extraordinaria para el próximo jueves, con objeto de aprobar un asunto completamente ajeno a su futuro político.

También ayer, los tres concejales del BNG que cogobiernan con los 11 ediles socialistas advirtieron personalmente al alcalde que saldrán del ejecutivo local si no renuncia. Lo dijeron en una reunión de algo más de una hora que tuvo lugar en el despacho de la Alcaldía y en la que, además de interesarse personalmente por la situación del regidor, los nacionalistas reiteraron su decisión de no apoyar un gobierno presidido por un alcalde imputado. De hecho, ya se plantearon no asistir a la junta de gobierno que habitualmente se celebra todos los jueves si él está entonces en el cargo.


LA AUSENCIA DE ISABEL PÉREZ

El encuentro con el BNG fue uno de los asuntos que mantuvo a Francisco Rodríguez prácticamente encerrado en su despacho de la Alcaldía a lo largo de toda la mañana. Una de las pocas excepciones en las que abandonó estas dependencias fue el pleno, que presidió con la silla vacía a su lado que ocupa la teniente de alcalde, Isabel Pérez. Esto evidenciaba así el distanciamiento nacionalista (estaban con todo Marta Arribas y Fernando Varela), aunque la versión oficial del BNG es que Pérez se encontraba en una reunión.

Pero antes del encuentro con sus socios de gobierno, Francisco Rodríguez, que llegó al Concello poco después de las ocho de la mañana y salió minutos antes de las tres de la tarde, también se reunió con sus propios concejales para analizar la situación, aunque las conclusiones de este encuentro quedaban supeditadas a la posición que mantuviese el BNG. Por ello, cuando éste se reafirmó en su decisión de salir del gobierno si Rodríguez no dimite, los socialistas volvieron a convocar una reunión para la tarde en la que se decidiría el posible sucesor. Pero el encuentro fue desconvocado a última hora, lo que no impidió que los concejales Agustín Fernández, José Ángel Vázquez Barquero, Áurea Soto y Carmen Rodríguez (edil no electa), así como el asesor del alcalde Antonio Vallejo, se encontrasen igualmente en el lugar que estaba previsto, el Centro de Iniciativas Empresariais. Mientras, otros ediles afines a la dirección gallega del partido, como Antonio Rodríguez Penín, María Devesa o Susana Bayo, estaban en la sede del partido, a donde acudieron tras desconvocarse el encuentro del grupo municipal socialista. Según ha trascendido, en el seno del grupo hay opiniones encontradas sobre el futuro de Francisco Rodríguez. Así, mientras unos parecen apoyarle en su decisión de continuar como alcalde, otros consideran que debe ponerse a disposición del partido y dimitir.

En la difícil situación que atraviesa el Concello tras la imputación del alcalde, terció ayer el portavoz del PP, Rosendo Luis Fernández, quien aseguraba que 'a terceira cidade de Galicia non pode ter un alcalde en liberdade provisional, imputado por prevaricación e cofeito. Polo tanto, unha vez que os seus propios socios de goberno se desmarcan do alcalde, o partido maioritario neste Concello ten que facer o mesmo'.

Con todo, Fernández no quiso aventurar qué postura adoptaría su partido si el PSOE queda en minoría, aseguró que 'non quero ser futurista. A gobernabilidade e xestión do Concello de Ourense está garantida porque o grupo municipal do PP o vai garantir'.

Te puede interesar