Ourense

Quince mil personas padecen en la provincia insufiencia cardíaca

Ourense

SANIDAD

Quince mil personas padecen en la provincia insufiencia cardíaca

Cada paciente con esta enfermedad origina al año un gasto de 18.000 euros al sistema sanitario

 

La insuficiencia cardíaca es la patología que atienden con más frecuencia en el servicio de Cardiología del Complexo Hospitalario Universitario de Ourense. Se estima que afecta al 5% de la población, lo que se traduce en que cerca de 15.000 personas residentes en la provincia padecen esta enfermedad, en la que el corazón tiene dificultad para bombear la sangre.

El cardiólogo del CHUO Mario Gutiérrez señala que la incidencia de la insuficiencia cardíaca está en aumento debido al envejecimiento de la población. "Esto es algo que vemos especialmente en Ourense porque es una de las provincias más envejecidas de España. Es el precio a pagar por el hecho de vivir más tiempo con el corazón enfermo", explica. Además, es la principal causa de ingreso hospitalario en pacientes mayores de 65 años. "Aproximadamente, el 10% de los pacientes que ingresaron por insuficiencia cardíaca va a volver a ingresar por esta misma patología en los meses siguientes al alta hospitalaria", prosigue. 

Gasto sanitario

Esta dolencia también causa un importante gasto al sistema sanitario público. "Se estima que el coste anual por paciente con insuficiencia cardíaca es de 18.000 euros, sobre todo cuando el enfermo se descompensa y tiene que ser ingresado". 

Uno de los aspectos que más llama la atención al cardiólogo vigués es la falta de concienciación de la población ourensana sobre la gravedad de esta enfermedad, que desarrollará una de cada cinco personas a lo largo de su vida. En este sentido, la insuficiencia cardíaca tiene un pronóstico peor que aquellas patologías que causan una preocupación importante al paciente en el momento del diagnóstico, como son la mayor parte de los cánceres más habituales. "La probabilidad de que un paciente con insuficiencia cardíaca fallezca a los cinco años del diagnóstico es del 50%. Es una mortalidad mayor que, por ejemplo, el cáncer de colón, próstata o mama. En mi opinión, hay un desconocimiento importante". Para no desarrollar la enfermedad, Mario Gutiérrez recomienda evitar el consumo de alcohol. "En nuestro medio, una causa bastante típica de insuficiencia cardíaca es el consumo de alcohol. Está demostrado que incluso en cantidades pequeñas en pacientes expuestos a ello puede causar daño al corazón y, con el tiempo, desarrollar esta patología". 

Síntomas

El síntoma que hace pensar al facultativo que el paciente pueda tener insuficiencia cardíaca es lo que se conoce como disnea, la sensación de falta de aire. "En fases más avanzadas de la enfermedad, se puede acompañar de ortopnea, que es sensación de falta de aire que aparece estando el paciente acostado. También, de disnea paroxística nocturna, que obliga al enfermo a levantarse de la cama e ir a la ventana para coger aire", explica. 

Hay otros síntomas, aunque suelen ser menos específicos, que pueden ser indicadores de la patología, como son la fatiga, tos seca, retención de líquidos, sobre todo en piernas, y ganancia de peso rápida. 

OURENSE. 10.08.2017 CHUO, CARDIOLOGIA. DR MARIO GUTIERREZ.   FOTO: MIGUEL ANGELMario Gutiérrez: “Tabaquismo y diabetes son factores que influyen"

El cardiólogo Mario Gutiérrez (Vigo, 1978) afirma que a partir de los 40 años empieza a aumentar la incidencia de la insuficiencia cardíaca. 

¿Cuándo puede manifestarse?

Aumenta con la edad porque las personas más ancianas suelen tener un mayor número de factores de riesgo cardiovascular y una mayor prevalencia de cardiopatía isquémica o de alteración en las válvulas del corazón. 

¿Cómo se genera?

Aunque hay múltiples causas, la situación final es una alteración en la estructura o en la función del corazón. Lo que se afecta es el músculo cardíaco porque puede verse reducida la capacidad de bombear sangre (función sistólica), para llenarse de sangre de una manera adecuada (función diastólica) o ambas al mismo tiempo.

¿Factores de riesgo?

La hipertensión arterial, la diabetes o el tabaquismo. La combinación de estos factores puede terminar desencadenando en cardiopatía isquémia, como es el infarto de miocardio, o la enfermedad de las arterias coronarias.