TRÁFICO

Cuatro radares de la provincia, programados con un nuevo límite de velocidad

Tres solamente recogerán los conductores que circulen por encima de los 90 kilómetros. Hasta ahora los tenían establecido 80.

Cuatro radares de la provincia, programados con un nuevo límite de velocidad

Los conductores se encontraran esta Semana Santa con cambios en cuatro radares fijos instalados en las carreteras de la provincia. 

El límite de velocidad de 90 kilómetros por hora en carreteras convencionales implantado desde el pasado 29 de enero obligó a regular las mediciones que realizan los aparatos. Tres solamente recogerán los conductores que circulen por encima de los 90 kilómetros. Hasta ahora los tenían establecido 80.

Los radares afectados están ubicados en el kilómetro 230,700 de la nueva carretera autonómica OU-525 (antigua N-525), a su paso por el polígono Barreiros; carretera N-120, en Vilamartín de Valdeorras; carretera N-541, a su paso por Godás do Río (Carballiño), y el instalado en la carretera N-120 a la altura del cruce Penalba-Parador Santo Estevo (Nogueira de Ramuín).

Los tres primeros están operativos con límites de 90 kilómetros por hora, mientras que el  de Nogueira de Ramuín lo tiene fijado en 70. Desde  la Dirección General de Tráfico solicitaban ayer a los titulares de las carreteras que acometan las modificaciones de la señalización en estos puntos para adaptarlas a la nueva realidad que marca un límite máximo genérico de 90 kilómetros.