La Región

SUCESO

Sin rastro de los agresores del dueño de La Romántica

La Guardia Civil sospecha que conocen el pueblo y los busca en A Limia

Sin rastro de los agresores del dueño de La Romántica

Los dos delincuentes que golpearon en la madrugada del pasado lunes al dueño del restaurante La Romántica, situado en la calle Curros Enríquez de la ciudad,  Francisco F.G., y amenazaron con una pistola a su mujer e hija, a las que taparon con una tela la boca para que no gritaran, cuando entraban en su casa de Lomear (Calvos de Randín), no dejaron huellas en la vivienda que permitan identificarlos.

Los agentes de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Xinzo realizaron una inspección ocular en el inmueble y sus alrededores, pero el trabajo realizado no arrojó resultados positivos. Los investigadores  recogieron diverso material (papeles, telas y colillas), que están analizando por si pueden arrojar algún tipo de luz para la identificación de los delincuentes.

La Guardia Civil mantiene una investigación abierta y los está buscando dentro de la comarca de A Limia, ante la sospecha de que residen en la zona y que no es la primera vez que se desplazan a la localidad de Lomear. No descartan que los dos delincuentes agredieran al hostelero e intimidaran a su mujer e hija con la pistola al sorprenderlos cuando intentaba robar en la vivienda y ante el temor de  que pudieran lograr retenerlos.

El suceso generó alarma entre los vecinos, que ayer ofrecían su colaboración a la Guardia Civil para identificar a los delincuentes. 

El vecindario se enteró de la agresión en la misma jornada del lunes pero ningún de ellos se percató el día antes de personas extrañas en el pueblo. Los delincuentes se desplazaron en un coche.