OURENSE ICC WEEK

Rausell: ‘La política cultural debe ser para los ciudadanos'

La "Ourense ICC Week" comenzó su andadura con el acto inaugural, donde el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, apeló al fomento del "turismo cultural como polo de desarrollo"

Rausell: ‘La política cultural debe ser para los ciudadanos'

Comenzó la gran semana de reflexión sobre lo qué es la cultura y su importancia en el desarrollo de ciudades, con ponentes de reconocido prestigio y participantes llegados de distintos países, la semana de las industrias culturales y creativas "Ourense ICC Week".   Arrancó ayer en Ourense con la ponencia del doctor y profesor titular del departamento de Economía aplicada de la Universidad de Valencia, Pau Rausell-Koster.
Previamente, el presidente de la Diputación (institución promotora de la iniciativa), Manuel Baltar, fue el encargado de inaugurar esta semana y lo hizo aludiendo, según explicó, a las tres cuestiones que mejor definen a los ourensanos, "a los de ayer, hoy y del futuro:  trabajador, emigrante y creativo".
Baltar realizó una rápida presentación de la provincia, destacando su "apuesta por la cultura, la vanguardia y la innovacion". Habló de la riqueza gastronómica, del vino, de los fenómenos culturales que acoge, mencionando la feria de teatro de Ribadavia y a Sarabela, de nombres como el Padre Feijóo, Barreiros o Rodrigo Cortés, sin olvidar al sector de la moda. Finalmente, subrayó que "este es un camino que no tendrá vuelta atrás. Está condenado al éxito".  Destacó que "el  turismo cultural es uno de los polos del desarrollo de la provincia. Este evento hará que Ourense sea un referente de la creatividad".


El economista Pau Rausell-Koster comenzó casi justificando la presencia de un economista hablando de cultura, "porque siempre levanta algún recelo" y desgranó distintos niveles en la adquisición de experiencias culturales, desde las que provienen fuera del mercado hasta las que se adquieren a cambio de un pequeño precio. Dejó claro que " las  políticas culturales se hacen para los ciudadanos, los sectores culturales sólo son mediadores". También hizo público su compromiso de hacer visibles a las mujeres en el ámbito creativo, destacando que "estamos perdiendo una parte muy importante del mundo creativo no contando con ellas, y eso que cada vez se está feminizando más el mercado".
Explicó que los economistas efectúan un análisis del sector cultural, "aunque no entramos en los ámbitos que se incluyen", y habló delos derechos de propiedad, la rentabilidad de la industria cultural, el valor añadido de un trabajador cultural y la revolución tecnológica, para finalizar señalando que "la carrera de la  alta tecnología la hemos perdido, la manufacturera siempre será para los emergentes, así que a Europa le queda ser el depósito de la creación, la innovación  y la historia". El punto final fue el concierto de "The cinematic sound ensemble".