Ourense

Los bares devuelven la vida a Ourense

Ourense

Los bares devuelven la vida a Ourense

Las ganas de los hosteleros y el ánimo y empatía de los clientes marcan la jornada de reapertura

La hostelería reabre en una jornada marcada por la lluvia y el frío, pero en la que no faltó la alegría por la vuelta. La frase más repetida esta mañana entre los clientes: "Ya se echaba de menos". Entre los dueños de negocios, por ahora, cautela pero optimismo. En el café La Coruñesa, mucho trajín desde primera hora: "Hoy tuvimos a mucha gente por ahora, pero ojalá fuese todos los días igual".

El consumo interior gana peso por las inclemencias meteorológicas por encima de las terrazas, como también se repiten las llamadas a la precaución y a cumplir con las normas sanitarias. 

El ambiente deja claro las ganas de la reapertura, así como la necesidad de mantener las medidas de prevención para que no vuelvan a cerrar. "Esperemos que non nos pechen en xaneiro", pide Antonio Durán, el dueño del bar O Cruceiro, que volvió a abrir después de dos meses.

Las escenas de alegría se repitieron en los establecimientos del centro de la ciudad y de los diferentes barrios. También en otros puntos de la provincia donde la hostelería permanecida cerrada, como Xinzo o Barbadás.

A lo largo de los próximos días se hará un cribado del personal de hostelería, para darles apoyo en una vuelta segura a la actividad. Desde la Dirección del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco se contactó esta mañana con las dos asociaciones con presencia en la provincia para que difundan entre el colectivo que, aprovechando el reinicio de la su actividad, les hagan llegar la posibilidad de participar en un cribado voluntario, vía PCR.

Más en Ourense