La Región

JUICIO

Reconoce que atracó un banco y delata a sus tres cómplices

El supuesto "cerebro" dice que el autor confeso se está vengando porque se lio con su mujer 

Los cuatro acusados, custodiados por agentes policiales.
Los cuatro acusados, custodiados por agentes policiales.
Reconoce que atracó un banco y delata a sus tres cómplices

Carlos García Carrillo lo hizo el pasado año ante la Guardia Civil y ayer lo suscribió ante el magistrado del Penal 2 que lo juzgó por el atraco perpetrado el 17 de diciembre del pasado año en la oficina de Abanca en A Manchica ( A Merca). Reconoció haber entrado con una pistola de fogueo al banco junto a Higinio Martínez Martínez, al tiempo que implicó a sus otros dos compañeros de banquillo en las labores de vigilancia: Ricardo Recarey Martínez, hombre bregado en esas lides, y Juan Antonio Garea Ambite.

Este gesto fue tenido en cuenta por la representante del ministerio fiscal, quien bajó a 21 meses de prisión los cuatro años y tres meses que pedía inicialmente en su escrito de calificación provisional, mientras que para el resto mantuvo la misma pena (cinco años para Recarey por reincidente).

Carlos García Carrillo, hostelero de profesión en A Coruña, aseguró ayer que tomó parte en el plan de atracar la oficina de A Manchica porque estaba acuciado por la deudas y el bar que regentaba no daba ganancias. Por eso mismo, aceptó el plan respaldado por Recarey Martínez, un hombre con experiencia por edad (tiene 58 años) y porque no era la primera vez que tomaba parte en un robo con violencia (fue condenado por dos).

Sin embargo, este último negó su participación, atribuyendo la actitud de García Carrillo a una especie de "venganza" porque había tenido un lío con su esposa. También reconoció su participación Higinio Martínez, pero no quiso dar nombres. En el juicio, aseguró que ya hubo una tentativa previa un día antes pero no salió bien.

Los distintos agentes de la Guardia Civil que testificaron coincidieron en señalar la importancia del testimonio de García Carrillo, al que llegaron por los fotogramas obtenidos a través de la cámaras de seguridad del banco. "Sin su declaración hubiera sido bastante difícil resolverlo", aseguró uno de los agentes de la investigación.

En esa primera declaración, ya relató que había alquilado un coche en A Coruña al que posteriormente cambiaron la placa de matrícula por otra en las inmediaciones del psiquiátrico de Toén con la finalidad de obstaculizar su identificación. Precisamente, el cambio de placas les vale a todos una acusación de falsificación en documentos oficial por la que la fiscal añade 21 meses de prisión y nueve meses de multa (12 euros al día). En el caso del autor confeso también se la redujo.

El robo con violencia se produjo a las 08,45 horas de la mañana del 17 de diciembre en el momento en que en la oficina había dos empleados. Mientras que Carlos García les ordenó que abrieran la caja fuerte, Higinio Martínez controlaba la puerta de acceso y encañonó a dos cliente con una pistola de bolas a gas, aunque de forma no agresiva. De esta forma, consiguieron 48.050 euros.