Ourense

La reforma de la plaza de San Martiño, de nuevo en la mesa

Ourense

EN OURENSE

La reforma de la plaza de San Martiño, de nuevo en la mesa

Gonzalo Pérez Jácome y Leonardo Lemos, en su encuentro (MARTIÑO PINAL).
photo_camera Gonzalo Pérez Jácome y Leonardo Lemos, en su encuentro (MARTIÑO PINAL).
El alcalde tiende la mano al obispo: "La Iglesia es fundamental, sería un error vivir de espaldas"

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, continuó este miércoles con su ronda de contactos institucionales, en este caso para entrevistarse con el obispo de la Diócesis, Leonardo Lemos Montanet, una visita a la que "tenía muchísimas ganas", según confesó el regidor tras más de una hora de conversación que dio para tocar "temas importantes" entre los que estuvo el proyecto que DO llevaba en su programa electoral de reformar la plaza de San Martiño para derribar el antiguo edificio de la Policía Local y que en la actualidad ocupan diferentes dependencias municipales.

La iniciativa ya se planteó a principios de siglo , con la creación incluso de una plataforma para "que la Catedral luciese como merece", y que también el PSOE llevaba como compromiso en su programa de las últimas elecciones locales. A finales de 2006, incluso se llegó a convocar un concurso de ideas para definir el diseño de la plaza tras el traslado de la Policía Local, con muchos de los anteproyectos presentados optando por prescindir del edificio para ampliar la plaza, algo que finalmente quedó en el tintero.

Ahora, Jácome reconoce que esa obra, "que nunca sería cutre porque lo ideal es una gran plaza", está en manos de Patrimonio, que por la ubicación junto a la Catedral y en pleno Casco Vello tiene que autorizar cualquier actuación, más si cabe en el caso de una obra de tal calado.

"Depende de su criterio, si da luz verde o no, la idea es aspirar a esa gran plaza y si es posible se hará. Pero si Patrimonio indica lo contrario, pues donde hay patrón no manda marinero", apuntó el alcalde ourensano.


Temas tratados


Además de la plaza de San Martiño, Jácome destacó que "al margen de ser creyente o no, la Iglesia es fundamental por la labor social que realiza y su protagonismo en la vida ourensana, por lo que sería un error vivir de espaldas a ella".

Así, recordó que posee bienes tan importantes como la Catedral, el seminario o la casa de ejercicios sobre los que se habló, "además de futuras obras", por lo que quedaron emplazados a celebrar nuevas reuniones, poniendo sobre el tapete también cuestiones culturales.

Por otro lado, Jácome confesó que el obispo ourensano le pidió que fuese el como alcalde el que realizase la tradicional ofrenda el día de San Martiño sin delegarlo en otro concejal, algo a lo que el regidor se comprometió.