La Región

INVESTIGACIÓN

Cuatro detenidos en Ourense por fraude con contraetiquetas de vinos

Le acusan de poner dos millones de botellas en el mercado bajo el sello de la Denominación del Bierzo

Cuatro detenidos en Ourense por fraude con contraetiquetas de vinos

Agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) acaban de asestar un golpe a la venta de vino de forma fraudulenta. El epicentro de la investigación es la Compañía  Europea Exportadora Vinos, con sede en Coles, que dirige el bodeguero Luis Caride, que fue detenido, junto con su mujer Ana L.N., y su hijo, Iván C.L. En la operación, que los agentes bautizaron como "Baco 2019", fue detenida otra persona en la provincia, identificada como H.G., de la compañía Dirago S.L., e investigado un quinto, con iniciales I.B.J., de la empresa Gráficas Gallegas.

Los guardias civiles también tomaron declaración en calidad de investigados a otras cinco personas en las provincias de León, Lugo y Pontevedra, después de practicar 11 registros en diferentes naves y domicilios, en los que intervinieron 400.000 contraetiquetas presuntamente falsificadas de la denominación de origen del Bierzo y de la indicación geográfica protegida Vino de la Tierra de Castilla-León. Además, decomisaron abundante documentación y un total de 335.000 euros en efectivo.

El Seprona inmovilizó 8.000 botellas de forma cautelar de las 2 millones que supuestamente los detenidos e investigados pusieron en el mercado nacional e internacional bajo el sello adulterado del Bierzo y de la Tierra de Castila-León.

La Guardia Civil atribuye a todos ellos delitos de estafa continuada, fraude, falsificación, utilización ilegítima de figuras de calidad y blanqueo de capitales.

La investigación se inició el pasado mes de diciembre después de que el Consejo Regulador del Bierzo denunciara ante la Guardia Civil irregularidades en varias contraetiquetas del vino que se encontraba en el mercado. Los agentes realizaron numerosos controles del vino dentro de la citada operación, que estuvo coordinada por el Juzgado de Instrucción 4 de Ponferrada y la Fiscalía de León, y contó con la participación de la Guardia Civil de León, Pontevedra, Ourense y Lugo; la Policía Judicial de la Comandancia ourensana, e inspectores y técnicos de Fraudes y Calidad Alimentaria de la Junta de Castilla-León y de la Consellería de Medio Rural.  


"No falsifiqué ninguna contraetiqueta"


Los detenidos e investigados quedaron en libertad tras declarar en el juzgado ponferradino. Luis Caride se defendía este lunes argumentando que no falsificó ninguna contraetiqueta. "Nos las entregó el Consejo Regulador como en otras ocasiones y las utilizamos como hicimos siempre. Desconocíamos que las que eran para una determinada añada de vino no se podían utilizar en otras botellas", aseguró el bodeguero, puntualizando que "este cambio en la normativa es nuevo y lo desconocíamos".

 Para el bodeguero, la Guardia Civil al ver las contraetiquetas  en el mercado "sospechó que había duplicidad, pero no es así". 

El empresario, que en el 2014 anunció la compra de 117.000 metros cuadros en el polígono de Vilamarín para trasladar sus instalaciones de Cambeo, tenía hasta hace poco una bodega en el Bierzo, pero está cerrada.

La Guardia Civil sospecha que utilizó las contraetiquetas falsificadas para encarecer el precio del vino. El bodeguero niega también este extremo.