Ourense

Los retornados suman voces

Ourense

EMIGRANTES

Los retornados suman voces

El colectivo de emigrantes retornados de la provincia sigue creciendo. Las últimas incorporaciones a la lucha tienen claro que saldrán a la calle cada mes hasta que la ley 35/2006 se derogue. "Son os nosos dereitos", dicen

El colectivo de emigrantes retornados de la provincia sigue creciendo. Mientras los afectados por la ley 35/2006 reclaman igualdad desde hace años frente al resto de pensionistas –declarar a partir de 22.000 euros, en vez de los 11.200 euros actuales–, nada cambia a su alrededor. "Eu confío en que cambien a lei, se non xa non viría a manifestarme, claro", señala Carmen Costa, que trabajó en Alemania durante 22 años. 

Durante la jornada de ayer, como cada primer miércoles de mes, el colectivo volvió a las calles del centro de la ciudad para terminar su reivindicación frente al edificio de Hacienda. "Súmase máis xente que está afectada e que igual antes non se animaba a vir", explica Luis Quintas, presidente de la plataforma de emigrantes retornados. Varios vecinos de A Limia viajaron ayer a la ciudad para participar en la manifestación: "Eu creo que o que fan con nós é moi grave, e polos meus dereitos farei o que sexa necesario, como se teño que ir a pé a Madrid". 

Entre el más de medio centenar de afectados movilizados durante la jornada de ayer también se vio a los numerosos retornados que desde hace años forman parte de la causa. "Polo menos que nos vexan nas rúas, que saiban que seguimos loitando pola derogación da lei 35/2006 e que non pararemos ata conseguilo", señala el presidente del colectivo. "Fomos emigrantes, non defraudadores", gritaban ayer los manifestantes. 


Situaciones agravadas


Aurora Dameá, que regresó de Alemania en octubre de 2015, también es una de las afectadas por la ley. "Facenda reclámanos a declaración da renda de 2015, cando só vivimos aquí tres meses e fixemos a declaración en Alemaña porque era onde nos correspondía", explica Dameá. "Estamos esperando a que nos contesten, o abogado xa fixo un escrito reclamando a nosa situación", cuenta. Desde la plataforma aseguran que su caso no es único: "É moi inxusto".


Las nuevas


Carmen Costa (en Alemania 22 años):

cara 3

"Non hai dereito, é unha barbaridade o que hai que pagar cada ano,  se os de aquí teñen 22.000 euros libres, tamén debería ser así para os que retornamos", señala Carmen Costa, emigrada en Alemania durante 22 años. Aunque todavía no está jubilada, también se verá afectada por la ley 35/2006: "Cantos máis estemos aquí, mellor, pero aínda así somos moi poucos para todos os afectados que hai". 

Magdalena Bailón (en Alemania 25 años):

cara 2

"Vir a manifestarnos é loitar polos nosos dereitos, a min comentáronmo os meus veciños e claro, se podo veño", comenta Magdalena Bailén, que trabajó durante 25 años en Alemania y acaba de sumarse a las reivindicaciones. En su caso todavía no está jubilada, pero ya participa activamente en la causa: "O meu marido si que está afectado, e non é xusto, isto non se pode permitir, non nos respetan os dereitos".

Mariluz Mosquera (recién retornada de Holanda):

cara 1

Mariluz Mosquera regresó de Holanda hace poco más de un año y  no dudó en sumarse a las reivindicaciones de la plataforma: "Cando arranxamos todos os papeis decatámonos de que en Facenda 'cálcante' como queren, e é moi inxusto". Como emigrante retornada asegura que tiene fe en que se derogue la ley 35/2006, y que el colectivo pueda tener las mismas condiciones que el resto de pensionistas.