Ourense

La Ribeira Sacra, protagonista del Día del Patrimonio Mundial

Ourense

La Ribeira Sacra, protagonista del Día del Patrimonio Mundial

Manuel Baltar (cuarto por la derecha) y el exgerente del Inorde, José Manuel Rodríguez (cuarto por la izquierda), en una reunión de 2013 con los regidores ourensanos de la Ribeira Sacra.
photo_cameraManuel Baltar (cuarto por la derecha) y el exgerente del Inorde, José Manuel Rodríguez (cuarto por la izquierda), en una reunión de 2013 con los regidores ourensanos de la Ribeira Sacra.
La Diputación celebra la jornada recordando el posicionamiento del territorio para lograr la distinción

En el año 1983, la Unesco aprobó que cada 18 de abril fuese el Día del Patrimonio Mundial (World Heritage Day). La Diputación de Ourense se suma a esta conmemoración, recordando el impulso que dio Manuel Baltar, presidente de la institución provincial, a la candidatura de la Ribeira Sacra a esta distinción en 2013. En ese año, Baltar se puso a la cabeza de la reactivación de esta propuesta para convertir al territorio en Patrimonio Mundial de la Unesco.

Aprovechando la fecha, la Diputación recuerda el séptimo aniversario de esa primera acción. El organismo provincial de Ourense se colocó como líder de un proyecto al que se sumaron la Diputación de Lugo; los concellos de la Ribeira Sacra y la Xunta de Galicia, junto con el Valedor do Pobo, las universidades autonómicas y diversos colectivos sociales, económicos y culturales.

“Todos estos años, con todas estas entidades e instituciones, logramos generar una corriente medioambiental sin precedentes en Galicia, unida para lograr el fin común que será alcanzar en 2021 el objetivo de que la Ribeira Sacra sea declarada Patrimonio Mundial de la Unesco, algo para lo cual se encuentra en estos momentos muy bien posicionada”, afirma Baltar sobre un proyecto que, de ser culminado el próximo año, ayudará en la "recuperación económica" de la provincia después de la crisis del COVID-19.

La idea diseñada en la primera reunión de 2013 supuso el inicio de un "camino largo pero ilusionante", como describe Baltar. Tras ella llegaron muchas otras para continuar con la estrategia creada. El primer paso fue la declaración de Ben de Interese Cultural de la Ribeira Sacra por parte de la Xunta en 2018. Esto se convirtió en la antesala de la definitiva presentación de la candidatura. En estos momentos, la Ribeira Sacra es la única propuesta española a Patrimonio Mundial, una decisión que fue adoptada por el Consejo de Patrimonio Histórico Nacional el 5 de abril de 2019 en el monasterio de Santo Estevo de Ribas de Sil.