Ourense

El río Limia es uno de los más contaminados de Galicia

Ourense

El informe anual de Adega revela que la cuenca del Miño es la segunda con el hábitat mejor conservado

El río Limia es uno de los más contaminados de Galicia

La cuenca del Limia es la que peor calidad presenta de toda Galicia, según revela el informe anual de la asociación ecologista Adega.
Así, durante el año 2012, tan sólo el 17% de toda la zona mostraba una calidad del hábitat calificada de 'excelente' por los voluntarios del colectivo -encargados de realizar el muestreo con el que fue elaborado el documento de estudio-, mientras que un 50% de la cuenca se encuentra en estado 'deficiente'. La otra zona fluvial ourensana, la del Miño, saca mejor nota, al conseguir la excelencia en el 60% del total y presentando tan sólo un 5% en mal estado. A este respecto, la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil reconoce ser 'consciente de que temos algún problema, como é o caso do Limia e por iso estamos traballando de xeito especial neses puntos'.

Paralelamente, el portavoz de Educación Ambiental de Adega, Ramsés Pérez, asegura que la calidad de las aguas ourensanas está mejorando, si bien son tres los ríos gallegos que habitualmente se alzan como los más contaminados. Además del Limia, suelen ser el Lagares en Vigo y el Sar en Santiago de Compostela, aunque en esta ocasión 'non puidemos conseguir datos' de los dos últimos y, por eso, es la cuenca ourensana la que peor estado presenta. Por su parte, la Cantábrica es la mejor conservada, puesto que el 80% del total está en excelente situación y el resto con calificación moderada.


DEGRADACIÓN DEL BOSQUE

Ahondando más en el informe y con los resultados desgranados por ríos, es el que da nombre a la cuenca; es decir, el Limia, el más degradado de la provincia y de Galicia con diferencia. Tanto el hábitat, como el bosque que lo rodea y la calidad biológica son deficientes a su paso por Xinzo, lugar en el que fueron tomadas las muestras, si bien el margen izquierdo de la cuenca mejora durante la primavera. Sin embargo, el Cadós -próximo al embalse de As Conchas, que en verano de 2011 sufrió una importante contaminación de cianobacterias-, cuenta con una situación algo más moderada.

De las cuatro corrientes fluviales ourensanas estudiadas en la cuenca del Miño, el más afectado es el Sil, especialmente en lo referente al bosque de la orilla derecha, mientras que la calidad biológica se presenta deficiente. Frente a él, el río Deva (que nace en Verea), se encuentra en un estado muy bueno tanto en la calidad del hábitat como en la biológica. En medio están el Loña y el Arnoia, con niveles medios en los tres aspectos analizados.

Según explica Adega en su informe, 'a ameaza máis importante para a biodiversidade' son las especies invasoras. En este caso vuelve a ser el Limia el río más afectado, con un total de cinco problemáticas concretas. En fauna destaca el visón americano, mientras que en flora lo hacen la caña, hierba tintorera o mimosa.En su corriente ha entrado la hierba de la Pampa, que afecta también al Cadós, río que completa la cuenca limiana. Le sigue en cantidad de especies el Loña con el cangrejo rojo americano como principal invasor animal y el eucalipto, la falsa acacia y la hierba tinta como vegetales. Por último, el Sil está afectado por la almeja asiática y la perca americana.