Ourense

El rural empieza a recibir a los foráneos y pide “responsabilidade"

Ourense

Turismo

El rural empieza a recibir a los foráneos y pide “responsabilidade"

Vista de Castro Caldelas.
photo_cameraVista de Castro Caldelas.
Comienzan a llegar muchos vecinos de verano a las segundas residencias, aunque todavía están al 30-40% del total

El verano ha comenzado en el rural con la vuelta escalonada de los emigrantes retornados y personas con su segunda residencia, y también los primeros turistas. De momento, los municipios no registran conflictos y los mandatarios locales cree que la gente está "sensibilizada" y que se están cumpliendo las medidas de prevención. "Estamos a notar que vén bastante xente, xente con segundas vivendas, ou os que se xubilaron e pasan largas temporadas aquí  e que viñeron en canto se podría, desde Madrid ou Cataluña principalmente. Hai algunhas aldeas pequenas que xa se ven repletas de coches", relata la alcaldesa de Castro Caldelas, Sara Inés Vega. 

Primeros turistas

Este concello, uno de los epicentros de la Ribeira Sacra, también cerró la primera semana sin estado de alarma en todo el país con la llegada de los primeros turistas. "Xa estánchegando bastantes visitantes a facer as rutas, e o día 1 abriremos o castelo, que estamos a preparar para dar a maior seguridade posible, ten que estar todo perfecto", añade.

Lo que está notando es que el incremento poblacional, sumado a las estrictas medidas de prevención, está dando "traballo, traballo, traballo e traballo". A nivel administrativo, confiesa que están "colapsados", con un montón de contrataciones que hacer. Solo esta semana tuvieron que contratar a 13 personas la semana pasada. Vega apela a la "responsabiilidade" en un pueblo que sufrió en sus carnes los daños de la pandemia, pero abre las puertas a los visitantes. "Sabemos que non haberá tantos como o ano pasado, que foi de récord, sobre todo estamos vendo que non chegarán case  estranxeiros, cando o ano pasado tivemos grupos de xaponeses e coreanos". 

En Nogueira de Ramuín, también percibe un incremento notorio, "sobre todo despois de que o día 25 abrise o Parador de Santo Estevo". La gente llegada de fuera con segunda residencia se ha incrementado, pero "non é o de anos pasados", en el entorno, dice el alcalde, José César Parente, "do 30 ou 40%", aunque espera que en julio llegue lo fuerte. 

En A Peroxa también han notado "máis movemento" pero sin ser algo "desmesurado", precisa el regidor, Manuel Seoane. Calculan que a partir del 1 de julio habrá más llegadas. "A xente que vén todos os anos, este ano volverá ", cree Seoane, que ya notó este sábado un gran incremento de visitas en la feria . 

En Amoeiro, se han ocupado ya prácticamente todas las casas de verano, auqnue este año habrá un reclamo menos: las piscinas no abren. El regidor, José Luis González, insiste en que es "inviable", al tener un terreno de 8.200 metros cuadrados, y cumplir las medidas de prevención en ellas es un gasto "que equivale ao plan provincial da Deputación, e tería que gastar en dous meses esa cantidade". 

En Maceda, el incremento poblacional se deja notar. Fueron los primeros en abrir las piscinas, y el alcalde, Rubén Quintas, hace un balance muy positivo. "A xente portouse xenial". La gente de segundas residencias también ha llegado en masa. "Estamos en alerta, pero en xeral están cumprindo", precisa. 

Preocupación

Otros puntos donde  se preparan para la avalancha de julio y hablan de "preocupación". Es el caso del alcalde de Baltar, José Antonio Feijóo, que manifestó en un escrito a los vecinos estar "encantado" con las visitas, pero también la "preocupación" por que  un positivo podría significar "confinamento e sufrimento de gran parte ou a totalidade da nosa poboación", y pide a los que lleguen "máximo rigor coas medidas".