La Región

NATURALEZA

Los secretos de las plantas carnívoras de Ourense

A pesar de que muchos ourensanos no lo saben, unas 350 plantas de diversas especies reposan en un hivernadero a escasos metros de la ciudad
Los secretos de las plantas carnívoras de Ourense

Bocas abiertas, amenazantes, con dientes verdes. Tubos carnosos en cuyo extremo se abre un hoyo terrible. Trampas mortales de la naturaleza que no solo se pueden encontrar en las profundas selvas de Sumatra o Borneo: muchos ignoran que en el Parque Botánico de Montealegre, en Ourense, reposa una colección de unas 350 plantas carnívoras.

En el invernadero, situado cerca de una de las entradas del recinto, viven nueve especies y 27 variedades distintas. “Son fascinantes -dice José Manuel Corbal, técnico auxiliar de Medio Ambiente y responsable del parque-, son plantas que viven en ambientes muy pobres y aprovechan todos los recursos que les da la naturaleza para sobrevivir”. 

Paseando entre los expositores, señala una especie que le resulta particularmente interesante: las sarracenias. “Esta variedad es originaria de la zona de los Grandes Lagos, entre Estados Unidos y Canadá: allí, sobresalen entre la hierba alta y llaman la atención de los insectos visualmente, por el tejido de venas falsas que recorre su superficie, imitando a los grandes mamíferos como alces, u osos”, explica.

WhatsApp Image 2019-10-10 at 20.58.25 (2)

Una vez las presas se acercan, creyendo ser depredadores, quedan atraídos por el néctar dulzón que rezuma la sarracenia, atrapados por los pelos que recubren el interior del tubo y, finalmente, disueltos en el interior, convirtiéndose en proteínas. “Otras atrapan polen, o se especializan en un tipo de insectos, como esta pinguicula de aquí -señala-, que solo captura mosquitos”.

El hivernadero de Montealegre acoge variedades provenientes de todos los rincones del globo: de las Carolinas, de Madagascar o de Sudáfrica, entre otros. “Estamos pendientes de que nos llegue una nueva planta desde Australia”, apunta Corbal, y dirige la mirada hacia algunas que se pueden encontrar incluso en Galicia, como la drosera o la pinguicula tina.


Cuidando las plantas carnívoras


Hace tres años que estas plantas reposan en el hivernadero, y Corbal se encarga con mimo de que estén bien cuidadas. “Son fundamentales tres cosas: la tierra, el agua y la luz”, pontifica, y señala algunos de los pecados capitales que uno puede cometer a la hora de cuidar estas plantas: “nunca se deben regar con agua de la traída, ni con agua mineral: es mejor con agua de lluvia o agua destilada; si no, se angostan”.

WhatsApp Image 2019-10-10 at 20.58.26 (3)

A la hora de alimentarlas, además, reniega del uso de abonos líquidos. “En estado salvaje, su crecimiento va a depender de si atrapan más o menos insectos, pero no vamos a estar comprando moscas y grillos: lo que hacemos es aportarles la proteína que conseguirían con los insectos diluyendo en agua clara de huevo”, explica Corbal.

El encargado del parque continúa enumerando consejos para cuidar a las plantas carnívoras, y aconseja a todo aquel que necesite información que se acerque a Montealegre. “A cualquier persona que venga le explicamos claramente cómo cuidar y qué no debe hacer para que crezcan sanas”, dice, mientras las atrapamoscas cercanas reposan, alerta. Conscientes, tal vez, de que lejos de sus selvas hay un oasis de carnívoras muy cerca del centro de Ourense.